:)

Seguridad

Las unidades habitacionales están en riesgo por la falta de mantenimiento en Acapulco

Ninguna autoridad de los tres niveles de gobierno ha buscado la manera de inyectar recursos económicos para disminuir el nivel de riesgo en estos sitios, donde también se carece de los servicios públicos

Published

on

Foto: Martín Gómez

ACAPULCO, Guerrero. En medio de la angustia y miedo, miles de familias de este puerto viven en unidades habitacionales construidas en los 50 y que de acuerdo a autoridades de Protección Civil, tienen un deterioro total debido a las múltiples afectaciones por la falta de mantenimiento y por los fenómenos naturales.

Departamentos y casas en unidades habitaciones totalmente deterioradas en su infraestructura, son los patrimonios que tienen trabajadores que con gran esfuerzo las han adquirido, pese al riesgo que éstas representan.

En Acapulco hay por lo menos 10 unidades habitacionales y 90 por ciento están consideradas por especialistas en materia de la construcción como zonas de alto riesgo por el estado en el que se encuentran.

Lee: Trabajadores abandonan sus viviendas por falta de empleo para pagar créditos San Juan del Río

A pesar de esto, ninguna autoridad de los tres niveles de gobierno ha buscado la manera de inyectar recursos económicos para disminuir el nivel de riesgo que se tiene en estos sitios, donde también se carece de los servicios públicos.

Cada año, el riesgo para miles de familias aumenta conforme llega la temporada de lluvias, debido a que los edificios sufren de mayor deterioro por la falta de un mantenimiento, así como los constantes movimientos telúricos que afectan su estructura de manera considerable.

Entre las unidades habitacionales de mayor riesgo para las familias que las habitan, se encuentran El Coloso construida en su primera etapa en 1977, y considerada como la más grande de toda América Latina y por lo tanto es una en donde los gobiernos deben de poner una mayor atención para evitar algún tipo de desgracia.

En esa unidad se tienen más de 50 mil viviendas y 90 por ciento están habitadas, mientras que el resto en su mayoría departamentos ubicados en un cuarto y quinto nivel, se encuentran abandonadas debido a que representan un riesgo para quienes las adquirieron.

Sin lugar a dudas otros de los sitios donde se viven miles de familias con un alto índice de riesgo es el Multifamiliar compuesto por más de 250 departamentos construido en 1958, el primero en Acapulco de este tipo en la zona de la Progreso una de las primeras colonias de la ciudad fundadas.

El Infonavit José López Portillo, situado en la zona de Calzada Pie de la Cuesta, es otro de los sitios que también a sufrido en su infraestructura por el paso del tiempo, y en está también habitan miles de familias en su mayoría trabajadores obreros que adquirieron por medio de un crédito su vivienda hace más de 20 o 30 años.

Otra de las unidades habitacionales que también está en deterioro, es el Infonavit Alta Progreso, donde además de estar algunos de sus edificios construidos a escasos metros de una barranca, muchos se encuentran agrietados con fisuras en paredes y techos.

Lee: Un proyecto eólico venderá electricidad a 65 mil viviendas en Querétaro

Las afectaciones en todas las unidades habitacionales que se tienen en Acapulco, han aumentado de manera considerable debido a los temblores ocurridos en 1985 y el 19 de septiembre de 2017, que obligó a muchas familias a salirse de sus propiedades ante el riesgo que estas representan.

Las unidades habitacionales desde hace décadas no han recibido un sólo trabajo de mantenimiento para cambiar la situación que riesgo en el que se encuentran, sino todo lo contrario han tenido un crecimiento desmedido en otras zonas de la ciudad que también son considerados como de alto riesgo e inundables.

En 2017, el gobierno municipal invirtió 2.5 millones de pesos, recursos que sólo sirvieron para realizar murales y la pinta de por lo menos 190 edificios de los más de 50 mil que hay en unas 10 unidades habitacionales de la ciudad, pero no para la rehabilitación de la estructura de los edificios que es donde se tiene el mayor riego.

Enrique Hernández | El Sol de Acapulco