:)

Baja California

ONU empleará a refugiados en Tijuana

la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en Tijuana apoya el programa para generar empleos a refugiados.

Published

on

TIJUANA, Baja California. A través de un programa entre la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Tijuana y la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados ( ACNUR) se dará empleo a las personas, que haya pedido asilo y estén en el ayuntamiento fronterizo, informó Gabriel Valenzuela Moreno, presidente del organismo.

“Les dijimos que vayan ahí a la Cámara y nos presenten una lista de todas las personas que ya están preparadas para trabajar, que están reguladas y qué perfil tienen”, dijo el presidente de la CMIC Tijuana a Cobertura 360.

Se hace un estudio para conocer los casos de las personas, que son candidatas a quedarse en México bajo el estatus de refugiados por parte del personal de la oficina de ACNUR, que es un organismo dedicado a la defensa de los derechos humanos de las personas, agregó el constructor.

La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados es el guardián de la Convención de 1951 y de su Protocolo de 1967. Según establece la Convención, los Estados tienen la obligación de colaborar con ACNUR para garantizar que los derechos de las personas refugiadas se respeten y protejan.

El principio fundamental que se desprende de la Convención de 1951 es que una persona refugiada no debe ser devuelta a un país donde se enfrenta a graves amenazas a su vida o su libertad. Este principio ya se considera una norma de derecho internacional consuetudinario.

Lee: ONU, preocupada por la política migratoria de México: Bachelet

En 2016 llegaron cientos de haitanos a Tijuana, con el fin de proteger su integridad que estaba en peligro en su lugar de origen, ya sea por violencia o falta de oportunidades de trabajo, que les brindara la oportunidad de vivir dignamente.

Fue en 2018 cuando se dio el arribo a Tijuana y Mexicali de las caravanas migrantes, de cientos de personas provenientes de Guatemala, El Salvador y Honduras.

De acuerdo al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, a México han ingresado en lo que va de 2019 más de 521 mil migrantes centroamericanos, de los cuales, una parte importante se ha quedado en Tijuana.

“Las personas que busquen el estatus de refugiados pueden solicitar documentos que acrediten su identidad (como el CURP), como primer paso y pedir después un número de seguro social para incorporarse al campo laboral”

Gabriel Valenzuela Moreno, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en Tijuana

Las empresas formales de la construcción en Tijuana están obligadas a contratar a personal que tenga seguridad social, agregó el empresario.

En 2016, las constructoras abrieron la puerta a cientos de haitianos para estabilizarse en Baja California, recordó.

Después del terremoto de 2010 en Haití se generó una crisis económica, lo cual obligó a miles de familias a buscar opciones para sobrevivir y una de ellas fue llegar a la ciudad fronteriza en espera de obtener un refugio del gobierno de Estados Unidos. 

El presidente de la CMIC manifestó que se tiene la percepción que los refugiados en Tijuana pertenecen a un sector de mano de obra calificada y no sólo para la albañilería.

ACNUR y la CMIC afinan detalles junto a las empresas para detectar las áreas de oportunidad laboral y el proyecto iniciaría la segunda mitad de 2019.