:)

CDMX

La Ciudad de México pierde millones de pesos por el robo de las coladeras

El robo de coladeras en la Ciudad de México afecta a los vehículos, ciclistas y peatones, que caen en las alcantarillas sin tapa de las calles

Published

on

El robo de coladeras en la Ciudad de México se ha convertido en un problema económico para las autoridades, ya que en 2020 tuvieron que desembolsar más de tres millones de pesos en la reponerlas. También el hurto afecta a los vehículos que caen en las alcantarillas sin tapa.

En los últimos dos años el robo de coladeras en la Ciudad de México repuntó drásticamente, pues tuvo un crecimiento de 434 por ciento, ya que en 2018 se registraron un total de 35 sustracciones de rejillas de piso, pero para el 2020 aumentó a 187, de acuerdo con una solicitud de información realizada por El Sol de México al Sistema de Aguas de la capital (Sacmex).

Según información oficial, si esta sustracción de rejillas de piso las sumamos con las de pozos de visita robados, la cifra total incrementa a 106 en 2018, mientras que para 2020 se eleva a 548. De acuerdo con Sacmex, para sustituir estas coladeras el año pasado tuvo que desembolsar tres millones 223 mil 308 pesos; es decir, 154% más comparado con 2018.

Lee: El PT denuncia a Miguel Ángel Mancera y Jorge Gaviño por el desplome de la Línea 12 del Metro

De acuerdo con legisladores y asociaciones civiles, el robo de coladeras no sólo le cuesta millones al erario –tan sólo en los últimos tres años se han desembolsado cinco millones 824 mil 994 pesos para la reposición de accesorios–, pues también ha ocasionado daños a vehículos, accidentes a ciclistas y hasta de personas que caen en las coladeras a metros de profundidad.

Recientemente una camioneta cayó en una coladera sin tapa de más de un metro de ancho y largo, así como medio metro de profundidad, sobre Periférico Sur a la altura de la colonia Atizapán, por lo cual una patrulla de tránsito de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) tuvo que resguardar el lugar para que más automovilistas no tuvieran afectaciones en sus vehículos o a su persona.

Por esto, recientemente la diputada, Jannete Guerrero Maya, presentó un punto de acuerdo en donde exhorta al Sacmex a cambiar el material con las que están hechas las rejillas de piso, pues debido a que son fabricadas con fierro colado, éstas son vendidas a chatarreros a precios muy bajos. Además, pidió mayor seguridad para que estos actos ilícitos no afecten la seguridad de los capitalinos.

“Sabemos que el robo de coladeras es un problema constante en calles y para todos los ciudadanos, lo cual ha provocado que los chatarreros se dediquen a comprarlos y obtengan ganancias. Recientemente presenté un punto de acuerdo en donde exhortamos a la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) a incrementar, junto con el C5, la vigilancia a las vialidades para que estos actos se puedan sancionar. Entre 2017 y 2018, el número de denuncias interpuestas por Sacmex fue de 80 por robo de piezas”, apuntó en entrevista.

Además, señaló que una solución eficaz para mitigar esta problemática es cambiar los materiales con los que están hechas las rejillas, y señaló que hay algunos a base de plástico reciclado que tienen resistencia y no desarrolla hongos ni bacterias, además de que su vida útil es de 50 años y es 40% más barato.

“El mayor perjudicado es el ciudadano; en el punto de acuerdo hicimos mención que en 2015 un menor falleció al caer a una coladera destapada. Debería ser un tema prioritario, y tiene que ver con que coadyuve la ciudadanía, porque también como ciudadanos se nos ha repetido no tirar basura (para evitar inundaciones), y aunque las autoridades tienen la responsabilidad del tema de desazolve e infraestructura, también se encuentran en condiciones que rebasan las necesidades de la población”, indicó.

En un recorrido realizado por El Sol de México en la colonia Santiago Atzacoalco, en la alcaldía Gustavo A. Madero, se pudo observar al menos dos establecimientos dedicados a la venta y compra de PET, acero, fierro y metal, en donde los trabajadores del local aseguraron no comprar estas coladeras debido a que son muy difíciles de vender porque está prohibido y pueden tener problemas legales; sin embargo, la diputada del PT aseguró que éstas son comercializadas, en promedio, en 500 pesos.

Lee: Multarán con 26 mil pesos a quienes usen bolsas de plástico en Tijuana

Blanca Rodríguez, encargada del Área de Proyectos de México Previene, indicó en entrevista en esta época de lluvias la situación de las coladeras sin tapa poner en riesgo, principalmente, a ciclistas y peatones que dejan de ver la superficie por los encharcamientos.

“Ahora que llueve se presta a que caigan las personas en estos pozos, y no solamente dejan lesiones leves, sino puede provocar un esguince de tobillo o hasta un trauma de tórax. Esto afecta de igual manera a ciclistas, peatones y automovilistas. Hay casos de niños que se caen a la coladera y se mueren porque no los encuentran, estamos hablando de drenajes que miden de 20 metros de profundo, hasta medio kilómetro. Es importante que se busquen materiales menos propensos a robar”, señaló.

Apuntó que, incluso, los más de tres millones de pesos que fueron desembolsados por Sacmex en 2020 para la reposición de rejillas podía ser usado para infraestructura o mantenimiento a ciclovías, áreas verdes o ensanchar calles, con el objetivo de evitar accidentes fatales en la capital del país.

De acuerdo con el Sistema de Aguas de la Ciudad de México, las alcaldías que más sufren estos robos son Benito Juárez, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Iztacalco, Miguel Hidalgo y Coyoacán.

Las vialidades con más incidencias de robo son Avenida División del Norte, entre Churubusco y Avenida Viaducto; Avenida Gran Canal, entre Circuito Interior y Río Consulado; Río San Joaquín, entre Circuito Interior Melchor Ocampo a Avenida Ingenieros Militares; Avenida Oceanía, entre Circuito Interior Río Consulado y Puente Heberto Castillo; Eje 1 Norte, entre Melchor Ocampo y Vidal Alcocer; Eje 6 Sur, entre Avenida Guelatao y Plan de Ayala; Francisco del Paso y Troncoso, entre Santa María la Purísima y Viaducto Río de la Piedad.

Aabye Vargas | El Sol de México