:)

Guanajuato

Las cosechas de Querétaro, Guanajuato y Sonora pueden perderse por la falta de agua

Hay 1.7 millones de hectáreas en fase de alta vulnerabilidad por la escasez de agua que azota al país

Published

on

Foto: Cuartoscuro

IRAPUATO, Guanajuato. En México hay un millón 753 mil 878 hectáreas sembradas en áreas de riego que no han podido ser cosechadas por la falta de agua en las presas para lograr su producción, y Querétaro, Guanajuato y Sonora presentan casi 10 por ciento de estas hectáreas vulnerables y que están a punto de perderse a causa de la sequía.

De acuerdo con el Informe de Vulnerabilidad dado a conocer por el Sistema de Información Agroalimentaria y Pesquera de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, los municipios donde se tienen mayores zonas de vulnerabilidad por la falta de agua son San Diego de la Unión, en Guanajuato; y Colón, El Marqués, Ezequiel Montes y Pedro Escobedo, en Querétaro.

Asimismo, Altar, Atil, Caborca, Etchojoa, Huatabampo, Navojoa, Oquitoa, Pitiquito, Trincheras y Tubutama, en Sonora, donde hay 158 mil 623 hectáreas en conjunto de cultivos de cártamos, frijol, maíz, papa y trigo que están a punto de siniestrarse por la falta de agua de las presas.

Lee: Nadie quiere que llegue la maldición del agave azul a Guanajuato

Estas 158 mil 623 hectáreas equivalen a casi a la mitad de las hectáreas que ya se han siniestrado en el país por la falta de agua y por las heladas que afectaron al norte de México entre febrero y marzo.

El panorama es poco halagador, pues de enero a marzo se tienen contabilizadas 348 mil hectáreas siniestradas tanto por heladas como por sequía, pero en Tamaulipas, estado que enfrenta una crisis hídrica, ya tiene perdidas 327 mil hectáreas por la falta de gua para riego.

Si se llegan a perder esas más de 1.7 millones de hectáreas que aún no han podido cosecharse por la falta de agua, sería la mayor pérdida por siniestralidad que haya registrado el país, pues de enero a diciembre de 2020 se tuvo un reporte de 613 mil 75. 28 hectáreas, ya que fueron sembradas 14 millones 147 mil 131.24 hectáreas, de las cuales hubo cosechas en 13 millones 533 mil 312.36 hectáreas de todo el país.

Según el reporte, hay 799 mil 917 hectáreas más que están en una zona de mediana vulnerabilidad y que si no llueve en las próximas semanas, podría pasar a un estatus de muy alta vulnerabilidad.

Los estados que están en esta condición son Chihuahua, Guanajuato, Hidalgo, México, Michoacán, Nuevo León, Oaxaca, Querétaro, Sinaloa, Sonora y Tamaulipas y donde hay cultivos de garbanzo, maíz, nuez, papa y trigo, principalmente.

Después de dos años en que no ha llovido como en temporadas anteriores en el estado de Guanajuato, sus presas necesitan recuperar a toda costa el líquido para que tanto los productores como la población no le afecte la pérdida de las siembras, ya que actualmente los productos básicos como en este caso el maíz.

Así lo señaló Agustín Robles Montenegro, presidente del Distrito de Riego 011, quien manifestó que debido a la sequía la mayoría de los productores decidió no sembrar en el ciclo otoño-invierno y el tiempo les dio la razón, pues no hubo lluvias atípicas y hubieran perdido de nueva cuenta.

Lee: Crisantemo, rosa, gladiola y clavel son las flores que más regalan el Día de las Madres

Explicó que para el ciclo primavera-verano se tiene proyectado sembrar más de un millón de hectáreas de maíz en el país, las cuales son menos de las que se sembraban anteriormente, pues el estado llegó a rondar el millón y medio de hectáreas, pero muchos han decidido no sembrar, pues no tienen con qué.

Actualmente, en Guanajuato hay sembradas 216 mil 754 hectáreas, de las cuales sólo se ha cosechado 56 mil 669 hectáreas, ya que para el resto hace falta agua para poder lograr la producción.

Por su parte, Gonzalo Arce Santoyo, presidente del Sistema Producto Espárrago de Guanajuato, señaló que la falta de apoyos federales ha hecho que el campo esté descapitalizado y muchos no sembrarán en las cantidades que anteriormente lo hacían.

 “Habrá mucha siembra para el autoconsumo y para probar si logran conseguir capital, pero yo creo que tampoco habrá siembras en el otoño-invierno de este año, entonces eso es grave para un estado productor de alimentos como Guanajuato, que reduzca su producción por un tema de falta de apoyos federales, pero lo más grave, por la falta de agua”, agregó.

Óscar Reyes / El Sol de Irapuato