:)

La Opinión

AMLO y la migración: de la condena al elogio

En 2021, AMLO se ha manifestado a favor de la política migratoria del actual gobierno estadounidense

Published

on

En la conferencia matutina del pasado 5 de mayo, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) declaró: “Nos siguen apoyando de manera solidaria nuestros paisanos migrantes, se dio a conocer el dato de las remesas en marzo y es un nuevo récord. Pensábamos que iba a ser difícil esta cantidad, porque en 2020 no pasó de 4 mil 045 millones de dólares aun cuando fue récord del año en marzo de ese mes”.

Luego, añadió: “Agradecerle mucho a nuestros paisanos migrantes por su apoyo, porque este dinero se dispersa abajo, reactiva la economía de muchas regiones apartadas del país, esto es lo que permite que no haya crisis de consumo, que la gente tenga para consumir lo básico; esto nos ha ayudado a enfrentar la pandemia”.

Los agradecimientos y elogios de López Obrador a los migrantes mexicanos en Estados Unidos se han hecho moneda corriente en el discurso del mandatario durante los últimos meses. Suele presentar los récords en remesas recibidas como un gran logro de política económica de su gobierno y adopta un tono triunfalista cuando habla sobre el tema, como si los migrantes que envían dinero lo hicieran por ayudarlo a él y a su administración, en vez de a sus familias y sus comunidades.

Lee: El INE tolera la compra de votos de Adrián de la Garza: AMLO

Llama la atención cuánto ha cambiado el discurso de López Obrador respecto a los migrantes. En 2017 y 2018, cuando estaba en campaña, prometía acabar con las causas de la migración para que ningún mexicano tuviera que salir del país por sentido de supervivencia y que sólo emigraran aquéllos que desearan hacerlo por libre voluntad.

Incluso, llegó a decir que, bajo su mandato, las oportunidades en México serían tan abundantes que los paisanos que desearan regresar al país podrían hacerlo, pues encontrarían una vida digna y confortable en su tierra.

AMLO publicó Hacia una economía moral en 2019, al cumplir casi un año completo en la presidencia. Contrastar lo que López Obrador proponía en ese libro con sus dichos actuales resulta ilustrativo de lo mucho que ha cambiado su posición en el tema migratorio.

AMLO sostenía que: “En materia de política migratoria hemos actualizado un cambio radical con respecto a lo que se hizo en el pasado reciente: México no insistirá más en una modificación a las leyes y normas migratorias del país vecino; en cambio, el Poder Ejecutivo Federal se ha propuesto atacar las causas profundas de la emigración […] El propósito de esta política es que ningún mexicano se vea obligado a abandonar su lugar de residencia por pobreza, marginación o inseguridad”.

Ahora, en 2021, AMLO se ha manifestado a favor de la política migratoria del actual gobierno estadounidense y lanzó una propuesta para que los trabajadores agrícolas temporales de México y Centroamérica puedan obtener la ciudadanía en Estados Unidos.

¿Dónde quedó eso de “México no insistirá más en una modificación a las leyes y normas migratorias del país vecino”?

Decía AMLO que ningún mexicano se vería forzado a emigrar. Bueno, pues tan sólo en marzo de 2021, la patrulla fronteriza estadounidense reportó que más de 72 mil mexicanos intentaron cruzar la frontera sin papeles. No se veía una cifra así en un período equivalente desde hace una década.

Este aumento indica que más y más mexicanos salen del país por falta de oportunidades: en parte, debido a la pandemia; pero, en parte, como consecuencia de la falta de desarrollo económico bajo el gobierno de López Obrador. Pese a ello, AMLO continúa celebrando las cifras récord en recepción de remesas.

En su texto de hace dos años, López Obrador expresaba que: “Lejos de preocuparse por resolver las causas profundas del fenómeno migratorio, el régimen oligárquico incluso llegó a alentarlo de manera explícita […] y hasta llegaron a proponer un programa de capacitación para jardineros, enfermeros y especialistas en atender a adultos mayores” para “aprovechar el envejecimiento de la población” en Estados Unidos.

Hace tan sólo unas semanas, López Obrador anunció que le propondría a Joe Biden un esquema para reactivar el Programa Bracero: “si no se tiene mano de obra mexicana, cómo se garantiza la producción en Estados Unidos […] necesitarán entre 600 y 800 mil trabajadores por año que no los tienen”.

¿Acaso otra vez el “régimen oligárquico” está alentando la migración? ¿De pronto es moralmente aceptable buscar activamente que los trabajadores mexicanos emigren a Estados Unidos?

Un último ejemplo. En Hacia una economía moral, AMLO argüía que: “Los gobernantes del ciclo neoliberal pretendieron hacerle creer al país que la emigración […] era un fenómeno natural e inevitable, y omitieron el hecho de que […] era consecuencia de las políticas económicas aplicadas por los propios gobernantes, políticas que se tradujeron en la destrucción de la industria nacional, el abandono del campo, la proliferación de la pobreza”.

Lee: AMLO debe dejar de incidir en el proceso electoral de 2021: Coparmex

Le preguntaría al presidente si todavía cree que la migración masiva sigue siendo consecuencia de las malas decisiones del gobierno federal.

Iba a concluir esta columna diciendo que más rápido cae un hablador que un cojo; pero nos hemos cansado de ver que esta máxima no se cumple con López Obrador. Su política migratoria es sólo un ejemplo más de ello.