:)

Baja California

Los niños de San Quintín tienen sed de cantar: Dzaya Castillo

Dzaya Castillo prepara a los niños provenientes de las comunidades indígenas de diferentes estados a los campos agrícolas de San Quintín, Baja California

Published

on

SAN QUINTÍN, Baja California. Las clases que imparte Dzaya Castillo no terminan a menos de que todos sus alumnos dejen de cantar. Esa es la forma en que esta maestra de canto ha logrado que niños de diversas escuelas primarias ubicadas en comunidades marginadas de Baja California expresen sus emociones y adquieran valores como solidaridad, compañerismo y disciplina.

“A los niños de San Quintín yo les noté una gran sed de cantar y de participar, ellos conservan un espíritu y un alma como el de las provincias del país, tienen el contacto más personal, más a flor de piel”, señala Castillo, quien espera que el nuevo gobierno de Baja California dé apoyos a las  Redes 2025 del Centro de Artes Musicales de Tijuana.

Este programa de enseñanza musical a menores de edad es el único ofrecido en México.

“Para que los niños sigan cantando. Porque dicen que uno aprende primero a cantar que a hablar, porque cantar es expresar tu alma y es muy bueno cantar a cualquier edad, así como es esencial para el desarrollo artístico y como parte del desarrollo integral de una persona”, declaró la etnomusicóloga de la UNAM a  Cobertura 360.

Lee: “No se estresen, que se construirá la desaladora de San Quintín”, dice Jaime Bonilla

 La licenciada en canto por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) es originaria de Oaxaca y desde hace cinco años dirige el proyecto de coral del Centro de Artes Musicales

Actualmente, es también directora del Festival Internacional Coralifornia, un evento que el próximo año celebrará el 250 aniversario del natalicio del compositor alemán Ludwig van Beethoven, en el cual participará la Orquesta de Baja California.

Anteriormente trabajó en zonas de Ciudad Juárez, Tapachula y Nogales, donde la violencia ha calado y la migración es uno de los factores que contribuyen a la vulnerabilidad de las comunidades.

Uno de los objetivos del programa Redes 2025 es formar a otros maestros para dirigir coros comunitarios. Para lograrlo la maestra Castillo creó un manual y la metodología para  capacitarlos los niños, quienes abonan a mejorar la relaciones comunitarias. 

Castillo también ha impartido clases de canto a personas de la tercera edad, además de haber formado parte de diversas agrupaciones musicales en la Ciudad de México, donde participó en un grupo de son jarocho.

Lee: Tener una sinfónica es el sueño del gobernador de Baja California: Pedro Ochoa

Los niños de primaria pueden tomar las lecciones de canto como parte de sus actividades extracurriculares, como recientemente lo hicieron los alumnos de una escuela en la localidad de San Quintín, en el municipio de Ensenada.

“A los niños se les facilita el talento vocal”, comenta la maestra.

Las lecciones de canto son parte del programa Redes 2025 del Centro de Artes Musicales de Tijuana, a través del cual cientos de niños están teniendo un primer contacto con el arte.

El beneficio del canto en los menores es enorme, porque les ayuda a desarrollar su autoestima, los forma como potenciales líderes y les facilita la convivencia y el  trabajo en equipo en el aula, explicó Castillo.

La maestra dijo que el encuentro con el arte experimentados por los menores de edad es transmitido al seno familiar cuando los padres contribuyen en el proceso, ya que la música va hilando y creando poderosos vínculos.

Por Yolanda Morales