:)

Guanajuato

Los recortes presupuestales pegan más que el Covid-19 a los constructores de Guanajuato

Además, la incertidumbre de un nuevo gobierno frena la expectativa de crecimiento económico y de inversiones

Published

on

Foto: Javier Patiño

CELAYA, Guanajuato. La industria de la construcción en la entidad trabaja actualmente en un 30 por ciento de su capacidad, y más allá de la inseguridad se debe a la reducción de las partidas del gobierno federal, a los efectos de la pandemia y porque muchos de los recursos se canalizaron a temas de salud.

Así lo dio a conocer el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Delegación Guanajuato, Enrique Octavio Aranda Anaya, quien explicó que en el área pública, con el gobierno federal bajaron las partidas con el estado y eso provoca la disminución de proyectos para la construcción.

“En el tema del área privada, la pandemia y la incertidumbre de un nuevo gobierno nos ha estado frenando la expectativa de crecimiento económico y la idea de invertir”, expusó.

Lee: La construcción de hospitales y centros de salud es una prioridad en la pandemia de Covid-19: Claudia Pavlovich

Refirió que actualmente se trabaja en 30 por ciento en comparación a lo que se hacía en 2018, antes de la pandemia y los recortes federales, dejando a un lado la inseguridad.

De ese año a la fecha, precisó, se han perdido casi 20 mil empleos, lo que da una referencia de lo crítico de la situación para activar el crecimiento económico de toda la sociedad.

“Los empleados están debajo de la pirámide y no están muy calificados para hacer otro tipo de trabajo, generando así descontento social, conflicto económico dentro de casa y el problema de inseguridad podrá seguir creciendo”, explicó.

 Aranda Anaya detalló que los 20 mil empleos que se perdieron de 2018 a la fecha son de todo el sector de la industria de la construcción, tanto de obra privada como pública.

Celaya tiene una fortaleza industrial, pero también se ha visto una disminución en vivienda, y en el tema comercial, porque varios proyectos que se tenían proyectados, se frenaron”, mencionó.

Aclaró que la vivienda no ha disminuido tanto, pero el problema de la disminución del trabajo, el problema de la desconfianza y el problema del número de trabajadores desempleados genera que mucha gente no quiera comprar una vivienda nueva o cambiarse de casa”.

Lee: Ambientalistas exigen a las autoridades de La Paz detener la construcción de Misión Punta Norte

Consideró necesario buscar nuevos proyectos y nuevas opciones de negocio con la iniciativa privada, porque el tema de los gobiernos va a tardar un poco en levantar.

Ello, agregó, pese a que viene un segundo crédito para el estado de cinco mil millones de pesos para infraestructura, y es donde estarán presentes, apoyando a los afiliados y a todo el sector de la industria de la construcción.

José Sánchez | El Sol del Bajío