:)

Inclasificables

El Chagas es una enfermedad transmitida por una chinche que mata a pobres y ricos

En México hay aproximadamente dos millones de personas afectadas

Published

on

Hace falta capacitar al personal médico para poder detectar la enfermedad. / Foto: Idalia Hernández Cuevas

XALAPA, Veracruz. En México, al menos dos millones de personas padecen la enfermedad de Chagas, transmitida por una chinche, y debido a que no hay cifras exactas porque se carece de diagnósticos precisos, se requiere capacitar a los médicos y a los trabajadores de la Salud que toman las muestras en los laboratorios.

La presidenta de la asociación civil Amepach y de la Federación Internacional Fin de Chagas, Elvira Idalia Hernández Cuevas, precisó que la picadura de la chinche besucona, como también se le conoce, produce la enfermedad que es silenciosa y mortal, y está en 85 por ciento del territorio veracruzano.

Asimismo, abundó, en la zona sur de Xalapa que colinda con Emiliano Zapata, incluida la zona de Las Ánimas, donde se ha encontrado el vector.

Lee: Productores queretanos ven a la alfalfa como recurso para tratar enfermedades

En el Día Mundial de Chagas, que se recuerda cada 14 de abril, la maestra en Educación por la Universidad Veracruzana, señaló que es un estigma social que este insecto se encuentre sólo en las comunidades marginadas, con pobreza extrema, pues ya ha ubicado en zonas residenciales y fraccionamientos construidos donde ésta habitaba.

La primera es la que descubrió Carlos Chagas en 1909 en Brasil debido a la picadura de la chinche, y otra se da de manera congénita de una madre a su bebé, que se trata de combatir gracias a programas que la Organización Mundial de la Salud (OMS) implementa para que en 2030 no se dé más este tipo de contagio.

La tercera es por transfusión sanguínea y otra que descubrieron en Venezuela es la transmisión oral, pues si la chinche defeca en algunas frutos y puede infectar a quienes las consuman.

Una manera más de adquirir la enfermedad no es muy común es cuando las personas se pinchan en laboratorios con agujas de sangre contaminada.

La asociación Amepach, creada en 2012 en Xalapa, notó que el paciente afectado con Chagas ha sido relegado, pues cuando empezó la pandemia por el Covid-19 les dijeron que la prioridad eran los pacientes con síntomas cardíacos, diabetes y obesidad.

Sin embargo, los síntomas cardíacos los pueden tener las personas infectadas con Chagas que afecta órganos como el estómago, esófago, colon, entre otras partes del cuerpo, por lo que éstos también deberían entrar en la prioridad de atención.

La catedrática señaló que cuando se diagnostica con Chagas en México se basan en los estudios que se hacen en otros países, los que no coinciden en algunas características con la cepa mexicana que afecta de forma diferente, por lo que se necesita investigación, explicó.

Lee: Tijuanense escribe poesía inspirada en enfermedades; su nuevo tema es el coronavirus

Otro problema es que no ha habido capacitación a nivel nacional ni estatal, por lo que no todos los médicos saben que existe la enfermedad y no están en posibilidad de darle seguimiento, tratamiento, y mandar las muestras de sangre al laboratorio estatal, el único certificado para determinar si el resultado es positivo.

El tratamiento de Chagas es gratuito porque lo da la OMS y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), pero si el médico no está capacitado estará tratando una miocarditis o inflamación del corazón, pero sin saber que es Chagas, por lo que dará otro tratamiento.

En toda la zona sur de Xalapa, en la colindancia con El Lencero, Miradores y Dos Ríos hay chinches. En la zona de Las Ánimas también se les ha encontrado, pues pudo haber viajado en la maleta o mediante perros, gatos o animales de corral.

Foto: Archivo

La investigadora indicó que al picar la chinche produce irritación y comezón y al rascarse el paciente sus heces pueden ir a parar al corazón, y no toda la chinche está parasitada, pero tres de cinco, sí lo están.

Expuso que se puede prevenir la presencia del insecto limpiando constantemente las casas y los patios porque no le gusta el movimiento y cuando siente que están afectando su nido, se va.

Además, apuntó, no se debe tener animales de corral cerca ni que los perros duerman en las habitaciones porque son atrayentes del insecto, el cual pica por la noche y deja una roncha grande, como si hubiera enconado un piquete de mosco, y al no hacerse caso, la enfermedad avanza.

Algunas veces se ha detectado por hallazgo en donaciones de sangre o porque la afección cardíaca les hace ir al médico, quien les detecta Chagas.

La chinche besucona parece una cucaracha de color naranja brillante con café, pero se le identifica porque tiene una trompa larga, de acuerdo a la zona geográfica del país se encontrará otras chinches más gordas, negras o cafés, pero a las que se les identificará por su trompa.

La presidenta de la Asociación Fin de Chagas, integrada por 23 asociaciones, que está tanto en América como en Europa, dijo que América es la cuna del vector y gente de Sudamérica que se ha ido a vivir a diversos países europeos han llevado la enfermedad.

Celia Gayosso | Diario de Xalapa