:)

Sonora

Incendios en basurero de Mazatlán ponen en riesgo a la población

Las quemas controladas generan gases tóxicos, advierte biólogo

Published

on

Los pepenadores buscan extraer metal de la basura. Foto: Cortesía Ayuntamiento de Mazatlán

MAZATLÁN, Sinaloa. El biólogo Fernando Enciso Saracho, integrante del Consejo Ecológico de Mazatlán, advirtió que los incendios provocados por pepenadores en el basurero municipal arriesgan a la población, al generar gases tóxicos que contaminan la atmósfera.

A ello se suman, apuntó, la mala compactación de la basura y al nulo tratamiento de los residuos urbanos.

La ciudad de Mazatlán genera 604 toneladas de basura en promedio diario, en tanto que 300 pepenadores operan en el basurón municipal del puerto.

Lee: El relleno sanitario de “La Candelaria” compacta 11 mil toneladas de basura de Los Cabos

“Es una anomalía muy grave porque los incendios causan problemas en cuanto a contaminación de la atmósfera, por la gran cantidad de bióxido de carbono que genera, aparte de los gases tóxicos porque queman los alambres y cosas así, eso se tiene que arreglar, tiene que haber una forma de evitar esos incendios”, dijo.

Expuso que la compactación que se hace en el basurero que llega a ese sitio no es la apropiada, toda vez que se requiere de un programa para el manejo de los residuos sólidos urbanos, lo que nunca se ha hecho en Mazatlán.

Lamentó que se termine otra administración municipal sin que haya un esfuerzo por dar un destino adecuado a la basura que genera la ciudad.

Foto: Cortesía Ayuntamiento de Mazatlán

“No hay una atención en lo que es el manejo de la basura, no han podido controlar a los pepenadores ahí, nunca, nunca, siempre han hecho lo que quieren ahí, los proyectos y programas que se han querido llevar a cabo para el manejo del basurón han fracaso todo el tiempo”, subrayó.

El biólogo recordó que la propuesta de una planta de tratamiento hecha por la administración en turno no prosperó, pues nunca se consultó a la población ni a los grupos ambientalistas.

Además, añadió, tampoco se tuvo en cuenta a los pepenadores para incluirlos en el proyecto.

“Dijeron que iban a contratar una empresa y que iban a aprovechar el reciclaje, y se les fue el trienio y nada, el grupo de pepenadores se ha opuesto porque no les conviene porque ellos hacen dinero de ahí, creo que por ahí se debe de empezar, tener un control de ellos”, planteó.

Lee: La industria cañera contamina con nubes de ceniza negra los cielos de Chiapas

Enciso Saracho expresó que una opción sería incluirlos en el proyecto para que sigan conservando sus fuentes de trabajo, y sustituir el basurero pues a todos estos problemas se suma la contaminación por los lixiviados que produce la mala compactación de la basura.

“Con el tiempo es más la basura y más la contaminación que se genera, y más los lixiviados que se producen ahí, y eso van a dar al estero de Urías y eso genera otro tipo de contaminación más fuerte, afectando los esteros y la fauna que hay ahí”, concluyó.

Juan Carlos Ramírez|El Sol de Mazatlán