:)

El Extranjero

Yuri Alekseyevich Gagarin abrió el paso a la carrera espacial de Rusia

Published

on

Se cumplen –el 12 de abril– 60 años del primer vuelo tripulado al espacio exterior a cargo del cosmonauta y piloto soviético Yuri Alekseyevich Gagarin. Para recordar su hazaña, Rusia alista una serie de eventos virtuales y presenciales que podrán ser observados en todo el mundo.

De entrada, el módulo Soyuz MS-18 con tres astronautas, dos rusos y un estadounidense, se acopló el pasado viernes a la Estación Espacial Internacional (EEI) durante una misión en homenaje al 60 aniversario del envío de Gagarin al espacio.

La Estación Espacial Internacional, un proyecto de más de 150 mil millones de dólares, está integrada por 15 módulos permanentes y orbita la Tierra a una distancia de 400 kilómetros y una velocidad de más de 27 mil kilómetros por hora.

“¡Contacto! El vuelo tripulado Soyuz MS-18 se acopló con éxito a la parte rusa de la EEI, tras haber dado dos vueltas a la Tierra”, indicó la agencia espacial rusa Roscosmos, a través de Twitter.

Lee: Hay injerencia de Irán y Rusia en la elección presidencial de Estados Unidos, dice FBI

De padre carpintero y madre campesina, en 1961, Yuri Alekseyevich Gagarin se convirtió en el primer ser humano en mirar la Tierra desde el espacio abordo de la cápsula Vostok 1.

“Era hijo de campesinos y su alma noble surgió de la tierra”, platicó en una entrevista con la agencia Efe Tamara Filátova, sobrina de Yuri Gagarin (1934-1968), el hombre que abrió la ventana al cosmos hace 60 años tras recorrer un camino de sacrificios. 

“Pasó del arado a las máquinas, se graduó de chapista y fundidor, después estudió en la academia aérea. Su camino al cosmos fue muy difícil”, señala esta sonriente señora de 74 años en la aldea en la que nació Gagarin.

Filátova es asesora del Museo de Gagarin, que tiene sedes en Klúshino y en Gagarin, anteriormente conocida como Gzhatsk.

En lo que se puede llamar una amistad histórica, Yuri Alekseyevich Gagarin y Fidel Castro se entendían perfectamente porque había mucha similitud entre ellos, según la hija del primer cosmonauta del planeta.

“Encontraron muy rápido un lenguaje común, había una afinidad muy fuerte entre los dos”, afirmó la hija mayor de Gagarin, Elena, en una entrevista con el canal Rossiya 1.

Historiadora del arte que lleva dos décadas al frente de los museos del Kremlin, Elena señaló que el líder de la Revolución cubana sentía un gran afecto por su familia y nunca dejó de visitarlos durante los viajes a la Unión Soviética, ni siquiera después de la muerte de Gagarin en 1968.

Con el lanzamiento del primer satélite, el primer ser humano y la primera estación orbital, la Unión Soviética se erigió como una potencia espacial, marcando una huella para las nuevas generaciones, como es el caso de la EEI. 

Lee: Marcelo Ebrard irá a comprar vacunas contra el Covid-19 a Rusia, China, India y Estados Unidos

Por ello, pese a que en la actualidad la carrera espacial está liderada por Estados Unidos, los verdaderos pioneros de la exploración espacial fueron los cosmonautas soviéticos, señala un comunicado de la Embajada de Rusia en Ecuador.

La travesía de Yuri Alekseyevich Gagarin lo convirtió en una leyenda y lo llevó a recorrer el mundo. Debido a su gesta, la ONU declaró el 12 de abril como el Día Internacional de los Vuelos Espaciales Tripulados. 
Para mantener ese legado, el gobierno ruso inauguró este año la exposición fotográfica

“Mensajero de la paz”, un recorrido por la vida de Yuri Gagarin y sus viajes a diferentes naciones.  
También, el 12 de abril, será inaugurada otra muestra fotográfica, que se podrá visitar de forma virtual, denominada “Primero: Gagarin y Cuba”. 

Yuri Alekseyevich Gagarin era el candidato perfecto, el prototipo del “hombre nuevo” soviético que el gobierno buscaba promover durante la Guerra Fría. Beyond, el nuevo libro de Stephen Walker, que saldrá a la venta el próximo 12 de abril, homenajea su figura y la del grupo de astronautas de la NASA a los que se conoció con el nombre de Mercury Seven.


El astronauta histórico se inscribió en 1959 en un programa reservado que buscaba reclutar futuros cosmonautas. Hacía solo dos años del primer Sputnik y el único ser vivo que había volado por el espacio se llamaba Laika, una perrita que había sido recogida en las calles de Moscú.


El proceso de selección al que se sometió Gagarin fue extremo. Los 350 candidatos originales quedaron reducidos primero a un centenar, después a 20 y solo fueron seleccionados seis. El diseñador jefe, Sergei Korolev, tenía preferencia por Gagarin no sólo por su excelente rendimiento en las pruebas, sino porque fue el único que reconoció estar mareado tras una sesión en la centrifugadora.


Todos sus compañeros aseguraron haber disfrutado de la prueba. Korolev interpretó que solo de él podía esperarse un informe sincero, sin edulcorar, cuando volase por el espacio. El cohete Vostok 1 despegó el 12 de abril de 1961, con Gagarin a bordo. Dio una vuelta a la Tierra, fueron los 90 minutos que le convirtieron en una celebridad mundial.

Lee: Novichok, la arma de envenenamiento preferida de Rusia