:)

Política

El policía José Manuel Ramírez trabaja por la diversidad en Xalapa

El policía trabaja en materia de prevención de la violencia en niñas, niños y adolescentes, además de atender a colectivos LGBT

Published

on

Comparte que fue víctima de bullying por parte de familia y compañeros. / Foto: Cortesía

XALAPA, Veracruz.  José Manuel Ramírez, actualmente comisionado para la atención a colectivos LGBT de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), nos platica sobre sus motivaciones para ingresar a la Academia Estatal de Policía, sus vivencias dentro de la institución y su trabajo por la diversidad sexual desde el servicio policial.

Mientras camina en una de las calles de la localidad El Diamante, municipio de Vega de Alatorre, un niño de nueve años escucha a un adulto decirle: “¿A dónde vas chiquillo puto?”. El niño siente vergüenza; por la forma en que le hablan cree que no está haciendo algo bien, que hay algo malo en él.

En el seno familiar, rodeado de pobreza y desinformación, las palabras también son castigo. Su madre le dice: “no camines como maricón”, sus hermanos le ordenan: “habla como hombrecito”.

Lee: Las bodas en las montañas reactivan la economía de Veracruz

La violencia sexual y la exclusión pareciera ser el camino a transitar. Si en la infancia sentirse cómodo y seguro fue difícil; en la adolescencia, en la escuela, al joven aún le espera el bullying: “él no juega acá, porque esto es de hombres”, dicen sus compañeros.

Tiempo después, con mucho trabajo personal, dedicación y preparación, aquel joven excluido en su propia comunidad obtiene la licenciatura en Psicología Jurídica y Criminología.

Actualmente trabaja en materia de prevención de la violencia en niñas, niños y adolescentes, además de atender a colectivos LGBT desde una de las instituciones públicas donde la participación de las mujeres y homosexuales en la carrera policial era algo impensable: la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Veracruz (SSP).

El ingreso

Han transcurrido casi nueve años, desde que José Manuel Ramírez, en la necesidad y búsqueda de un empleo, vio un anuncio para trabajar como policía.

Todavía recuerda los detalles del primer día en el que presentó las pruebas físicas requeridas para el ingreso a la Academia Estatal de Policía.

“La primera línea de 30 mujeres, eran las que tenían que saltar en la alberca, y todas saltaron, y yo iniciaba la fila de hombres, entonces yo dije: ‘no José, tú no vas a saltar’. Entonces, en eso te van subiendo a la escalerita, yo ya estaba en la orilla, y ya pues con la pena… la cosa es que cuando ya me iba a echar para atrás, me empujaron. Y ahí dije: pues ya gané la guerra.”

“Durante el entrenamiento, no me veía como homosexual, tampoco se lo decía a alguien, ni socializaba sobre mis gustos: yo me veía como una persona heterosexual, se puede decir”, refiere.

Lee: La obra del joven muralista de Cajeme estará en la portada de libros de Sonora

La oportunidad

Al egresar de la Academia Estatal, de un total de 800 policías graduados, José Manuel, por mérito académico obtuvo el primer lugar de aquella generación; entonces le dieron la oportunidad de escoger un área de trabajo y eligió estar en un departamento de reciente creación: Asuntos Internos.

Gracias a sus estudios de Licenciatura en Psicología, José Manuel fue el primer policía con perfil profesional, lo que permitió consolidar su carrera en el servicio público.

“Yo tuve una oportunidad porque había estudiado, y ahí la oportunidad y la preparación se juntó”, expresó.

También José Manuel reconoce que el apoyo y respeto de su jefe de trabajo fue parte importante en su preparación y crecimiento profesional.

“Él era un policía de la Ciudad de México, él sabía (de mi homosexualidad), como que se daba cuenta y me cuidaba de alguna forma, recuerdo que me decía ‘Doctor Psiquiatra’, pero con respeto, no en forma de burla; entonces, me mandó a capacitar a la CDMX, me capacité con la Policía Federal, con la Policía Nacional de Colombia, Policías de Europa; y esto me abrió el panorama, me transformó.”

“Después él me pone como Enlace de Género, y ahí me enrolo con la dinámica de las mujeres, el género, la construcción, pero yo no pensaba en mi diversidad, tal vez la gente pensaba que era homosexual, quizá por cómo caminaba o por cómo me llevaba, pero yo no hablaba de esto, todavía era cerrado”.

Dentro de las vivencias que tuvo José Manuel, en la dependencia estatal, tiene particularmente una.

Durante una plática de grupo, en la que se encontraba un secretario de Seguridad Pública, éste pregunta: ¿de aquí, quién es homosexual, quién es maricón?”. En medio del relajo, todos los presentes voltearon a ver a José Manuel.

“Y yo, como un poco ingenuo, levanté la mano y dije: ‘yo, señor’. Entonces el secretario cambió la dinámica, y se acercó y dijo: ‘¡muy bien, eso, así debe de ser, y déjame decir algo: si alguna persona te falta el respeto, tú me dices y yo le pongo sus chingadazos!´”.

Desde ahí, cuenta José Manuel, todos lo ubicaron como policía, psicólogo y como homosexual, pero también fue el inicio de una activa carrera que lo mantiene ocupado en su trabajo como enlace con los colectivos de la comunidad diversa, conferencista en universidades y con la sociedad civil sobre la diversidad sexual, así como defensor de los derechos LGBT.

Las aportaciones

José Manuel Ramírez Osorio considera que una de las aportaciones destacadas en la actual administración estatal en favor de la diversidad sexual, es que se reconoce la necesidad de atender y acompañar a los colectivos, hablar de manera abierta sobre ésta: comunidad gay, lesbiana y transexual, además de la elaboración de programas específicos de capacitación y formación.

Al respecto, también expresa: muchos dirán ‘no será suficiente’, pero para mí es de gran satisfacción sobre todo que una institución, donde se respira la testosterona, incluya las diversidades sexuales, creo que es un paso histórico para la democracia veracruzana y para los cuerpos de seguridad no solamente en Veracruz, sino en México”.

Esto me hace sentir muy satisfecho, con esta piedra que estamos poniendo, para que las generaciones futuras tengan, institucionalmente, estos caminos más formulados y la sociedad viva estos beneficios”, compartió.

La meta

Además de trabajar en la elaboración de políticas de seguridad ciudadana que incluya a la diversidad sexual, una de las metas de José Manuel, es trabajar con chicos y chicas LGBT, así como con padres de familia.

Para que los que estén viviendo situaciones difíciles, los que apenas inician este camino, sepan que muchos lo hemos recorrido y hemos salido fuertes, robustecidos, pero que quizás ellos no necesitan caminar en una lucha, sino solamente vivir como personas, como cualquiera, sonriendo y siendo felices, y no preocupándose por luchar, porque la lucha te cansa mucho”, finalizó.

Fabiola González |Organización Editorial Mexicana

Trends