:)

Inclasificables

Estados Unidos recibe solicitudes de asilo de migrantes varados en Matamoros

Esta semana, Estados Unidos comenzará a procesar los casos de migrantes retenidos en el campamento de Matamoros para que puedan entrar al país, después de que esa zona resultara afectada por la tormenta invernal, informó el Departamento de Seguridad Nacional.

Published

on

MATAMOROS, Tamaulipas. Esta semana, Estados Unidos comenzará a procesar los casos de migrantes retenidos en el campamento de Matamoros para que puedan entrar al país, después de que esa zona resultara afectada por la tormenta invernal, informó el Departamento de Seguridad Nacional.

El campamento alberga a unos mil migrantes, la mayoría de ellos provenientes de Centroamérica, que esperan que se les conceda refugio al otro lado de la frontera. En la última semana soportaron temperaturas bajo cero en tiendas de campaña endebles.

“El campamento de migrantes de Matamoros se ha visto recientemente afectado por el clima extremo del norte de México (…) Atender las necesidades humanitarias en Matamoros se ha convertido en una prioridad”, dijo el departamento (DHS, por su siglas en inglés) en un comunicado.

El DHS señaló que los recién llegados al campamento no obtendrán la entrada a Estados Unidos a través de este proceso limitado.

Lee: Los pueblos yaquis ganan 14 millones de pesos al mes por bloquear las carreteras: Canacar

El comunicado llega después de que el DHS cancelara abruptamente el lunes pasado los planes para llevar a los solicitantes de asilo a Texas.

Algunos residentes de los campamentos viven en el lugar desde hace un año bajo el controvertido programa conocido como Protocolos de Protección de Migrantes (MPP) del expresidente Donald Trump, que requiere que los solicitantes de asilo esperen en México al inicio de sus audiencias judiciales de Estados Unidos.

El gobierno de Joe Biden dijo que un nuevo proceso comenzará gradualmente para permitir que millas de solicitantes de asilo del MPP esperen las decisiones de los tribunales dentro de Estados Unidos.

Este miércoles inició el censo de los migrantes en el campamento de Matamoros para continuar con su proceso de asilo en Estados Unidos. Como parte de estas acciones, se les coloca un brazalete de identificación para acreditar que ya fueron registrados.

El primer grupo del campamento, conformado por 25 personas, cruzaría la frontera esta semana, luego de que sus datos sean verificados y se realicen las pruebas de Covid-19 correspondientes para evitar riesgos de salud pública.

“Los gobiernos de México y de Estados Unidos han considerado que en línea con ese proceso para dar fin al programa MPP, se debe priorizar a las personas en el campamento de Matamoros”, precisaron el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur ), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

El programa MPP comenzó a funcionar el 29 de enero de 2019 al calor de lo que Trump describió como una “crisis” en la frontera por el ingreso a suelo estadunidense desde México de miles de personas indocumentadas.

Según un documento del DHS, “en el apogeo de la crisis, en mayo de 2019, hubo más de cuatro mil 800 extranjeros indocumentados intentando cruzar la frontera con los Estados Unidos diariamente”.

En su primer día en la Casa Blanca, Biden suspendió las inscripciones en ese programa, una decisión que entró en vigor el 21 de enero.

El DHS, que ahora lidera el cubano-estadounidense Alejandro Mayorkas, señaló que con la llegada de la administración de Biden, no ha habido “ningún cambio en la aplicación de la ley en las fronteras” que permanecen cerradas a los viajes no esenciales debido a la pandemia.

Aclaró que la decisión sobre los MPP “no debe interpretarse como una oportunidad para que las personas migren de manera irregular a Estados Unidos”.