:)

Negocios

Los pescadores se convierten en alfiles del narco de altamar en Sinaloa

Luego de no saberse nada de ellos por varias semanas en La Reforma, Angostura, el 1 de septiembre de 2020 los tres pescadores aparecieron en las noticias: habían sido detenidos en una redada de la Secretaría de Marina en el Mar Caribe, a unas 85 millas náuticas de la costa más cercana a Quintana Roo

Published

on

CULIACÁN, Sinaloa. Luego de no saberse nada de ellos por varias semanas en La Reforma, Angostura, el 1 de septiembre de 2020 los tres pescadores aparecieron en las noticias: habían sido detenidos en altamar, en una redada de la Secretaría de Marina en el Mar Caribe, a unas 85 millas náuticas de la costa más cercana a Quintana Roo.

En las fotos que dio a conocer la Agencia Antidrogas de Estados Unidos, los hombres a bordo de una lancha con dos motores fuera de borda se ven confundidos, mientras son cercados por un helicóptero de la Marina por donde un infante naval baja por una cuerda.

Entonces, sólo un pequeño puñado de pobladores de estos campos pesqueros del litoral angosturense, supieron se trataba de Abraham Alfonso García Montoya, de 31 años, Felizardo Díaz Herández, de 39 años, y Raymundo Montoya López, de 45 años.

Atrapados en las redes de la DEA y la Marina, cada vez más los pescadores se convierten en los alfiles del narco en altamar, lanzados al trasiego de droga no sólo por el Golfo de California, sino, como en este caso, por el Caribe.

Lee: El buque ExSantos será arrecife artificial y destino turístico en el Mar de Cortés

“Esos tres son pescadores de origen humilde y ellos corrieron con suerte, porque sabemos que hay otros tres desaparecidos que partieron un submarino casero y ya no han aparecido”, cuenta un habitante de uno de estos campos pesqueros del litoral sinaloense.

Los otrora ribereños llevaban en la lancha casi tres toneladas de cocaína, presumiblemente importada desde Colombia. La DEA daría a conocer días más tarde que el valor de la droga en el mercado negro alcanzaría los 142 millones de dólares, más que el cargamento de metanfetamina y fentanilo que aseguró también la Marina, siguiendo la misma investigación de los agentes antidrogas, en Topolobampo, el 29 de enero pasado. El cargamento que partió de Las Arenitas, Eldorado, estaba valuado en 90 millones de dólares.

De los campos pesqueros de Angostura hay más detenidos de otros años; es muy fácil engancharse, aquí la misma gente tiene sus conectes y cuando la temporada va mal, hacer un viajecito de estos, les deja dinero para todo un año; de la pesca no se vive muy bien”, cuenta un extrabajador del Ayuntamiento de Angostura.

Por las noches, cargan las pangas con suficientes bidones de combustible para lanzarse al sueño criminal de dejar la droga lo más cerca de la frontera posible.

En el caso de estos tres, no es habitual que “anden tan lejos”. “Quién sabe si venían de Colombia o ahí nomás en Honduras les dieron la carga”, reflexiona.

El 9 de septiembre, unos 8 días después de la captura, el Departamento de Justicia estadounidense formuló cargos a los angosturenses en la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York, para solicitar una eventual extradición.

En un documento que firmó la agente especial de la DEA Danielle Dreyer, la misma que relató seguir la pista al cargamento decomisado en Topolobampo en enero, de 2.5 toneladas de “meta” y 100 mil píldoras de fentanilo, se cuenta que los tres de Angostura llevaban dos mil 960 kilogramos de cocaína en grandes ladrillos que cubrían en la reducida cubierta con lonas.

Sin embargo, cuando la FGR presentó la carpeta de investigación, señaló que eran mil 800 kilos, es decir, mil 160 kilos menos, lo que levantó suspicacia en la DEA.

Comparado con lo que los cinco pescadores ribereños pudieran ganar en el trasiego de drogas por vía marítima, el gobierno del estado y la Comisión Nacional de Pesca (Conapesca) apenas dan eximios apoyos para ellos y sus familias.

Lee: La Fiscalía Electoral de Baja California registra más de 700 conductas publicitarias indebidas

Al igual que José Loreto Gastélum Torres y Freddy Alejandro Gastélum Vega (de Las Arenitas), también los tres angosturenses recibieron el apoyo de mil 335.42 pesos del programa de Empleo Temporal que entregó la Secretaría de Pesca y Acuacultura bajo la gestión de Sergio Torres Félix.

Abraham Alfonso y Felizardo Díaz aparecen como parte de la Federación de Cooperativas Pesqueras del Centro de Sinaloa. El mínimo cheque que recibieron fue en el mes de julio.

A las semanas de recibir este “incentivo” del gobierno de Quirino Ordaz fue que se embarcaron en el periplo de trasladar las casi tres toneladas de “coca”.

Según Sergio Torres, hoy aspirante a la gubernatura por Movimiento Ciudadano, y quien presume que en su gestión sí apoyó a los ribereños, indicó que se repartieron 40 millones de pesos del programa de empleo temporal a más de 27 mil pescadores inscritos en el padrón.

Así, el exalcalde de Culiacán se lavó las manos, al sostener que no era responsable si un beneficiario de un programa social cometía un delito.

Por el momento, de septiembre a enero, son cinco los pescadores ribereños de Sinaloa detenidos debido a una investigación de la DEA, en un intento de desmantelar las rutas marítimas del Cártel de Sinaloa para el trasiego de drogas. Según el testimonio obtenido, hay otros tres de la zona de Angostura desaparecidos.