:)

Negocios

La gastronomía de Chihuahua y Sinaloa viaja a bordo del Chepe Express

Con un menú que hermana la gastronomía de Chihuahua y Sinaloa, la cocina del tren Chepe Express se distingue por ofrecer variedad de platillos gourmet elaborados con ingredientes típicos de ambas regiones.

Published

on

CHIHUAHUA, Chihuahua. Con un menú que hermana la gastronomía de Chihuahua y Sinaloa, la cocina del tren Chepe Express se distingue por ofrecer variedad de platillos gourmet elaborados con ingredientes típicos de ambas regiones.

Desde el chayote, diferentes tipos de chiles, machaca, pescados y aguachile se sirven en la terraza ubicada en el último vagón del famoso tren.

El chef Daniel Ovadía, director de la empresa Bull and Tank, y creador del concepto que ofrece el comedor del ferrocarril, aseguró que la experiencia de saborear los alimentos y las bebidas en el tren resulta especial para los viajeros.

Los comensales del Chepe tienen acceso a amenidades y a las barras, así como al refinamiento de cada platillo que ofrece un sabor único porque se disfruta a bordo, añadió el iniciador de lujoso restaurante que opera desde 2018.

Lee: Empresarios buscan invertir en la agroindustria de Delicias (Chihuahua)

Consideró que los invitados quedan satisfechos porque los alimentos son elaborados dentro de una cocina de primer nivel, con ingredientes frescos y cocinados en diferentes tipos de hornos para satisfacción de turistas nacionales y extranjeros, sobre todo americanos, europeos y asiáticos.

Quienes viajan en primera clase o clase ejecutiva del Chepe tienen oportunidad de degustar delicias en el bar que puede ser una hamburguesa preparada con carne de res a las brasas, queso menonita, cebolla caramelizada, jitomate, lechuga, aderezo ruso y salsa de tomate de la casa.

También pueden probar platillos más fuertes como pollo asado, jamón serrano, tacos de camarón rebozado o barbacoa de res, a lo que se suma la variedad de bebidas con o sin alcohol y los cocteles “Macho”, donde el protagonista es el tequila blanco “La Rosa de Chihuahua”, que incluye el sotol tradicional, así como la margarita “Urike”, con mezcal y pimienta rosa.

El vagón-comedor Urike, ubicado en el interior del tren, cuenta con su propio menú de invierno para todos los gustos y edades, opciones matutinas con desayunos donde el chile relleno, chilaquiles, huevos cazuela, enfrijoladas y machaca no pueden faltar.

Por la tarde se ofrecen tamalitos de chayote, albóndigas de camarón, tuétano a las brasas, pechugas de pollo y como postre tarta de chocolate y nuez, como sugerencias para los adultos, pues los niños pueden elegir entre macarrones con queso, pechuga de pollo, mini-hamburguesa y hasta baby brownie.

A esta exquisitez, se le suman las entradas que conquistan a mexicanos y extranjeros; quesadillas, guacamole, tacos o flautas, que son indispensables en un viaje especial, subraya el chef.

Que los cliente se lleven la mejor experiencia de la gastronomía y coctelería del bar y el restaurante del tren es el objetivo, que inicien el día con un excelente desayuno y finalicen su viaje con un plato fuerte servido por una cocina en movimiento, expuso el chef ejecutivo Raúl Meza, quien supervisa las operaciones en la cocina.

“Para nosotros fue un reto adaptar temperaturas y cocciones, estudiábamos el día a día; manejamos hornos con carbón vivo, tenemos equipos con múltiples convenciones inteligentes, y una gran variedad para ofrecer los servicios de primera calidad”, agregó.