:)

Guanajuato

El amor, los pinceles y pintura son la medicina de Humberto Valdez para superar la desgracia en Guanajuato

Humberto Valdez Arredondo quedó parapléjico en el año 2009 a la edad de 32 años y el arte fue su refugio para salir adelante

Published

on

Sus productos lo venden a través de Facebook. / Foto: Juan Contreras

LEÓN, Guanajuato.  Su nombre es Humberto Valdez Arredondo, un leonés que tras un accidente automovilístico se volvió artista, empresario y ejemplo de superación en Guanajuato.

Humberto quedó parapléjico en el año 2009 a la edad de 32 años, mientras se desempeñaba como fotoperiodista.

La vida le dio un fuerte golpe a su corta edad, había aún muchas cosas por las que luchar, una familia por mantener, rehabilitación y muchos gastos por delante.

Lee: Juan Vieyra es el único especialista en rehabilitación pulmonar en Guanajuato

En medio de su desgracia se dio cuenta que quedarse de manos cruzadas no era una opción, y con el apoyo de su esposa, el amor de sus tres hijos y tutoriales de YouTube, decidió emprender su propio negocio.

A finales del año 2017 y con una mejoría en su salud, Valdez Arrendo, añadió a su vida los pinceles, las pinturas y el caballete, y sobre todo las ganas de salir delante. Inició dibujando con la boca, explotando todas sus cualidades y talento en playeras y gorras.

“Inicié con 24 gorras, en semana y media las pinté, y tarde 10 días en venderlas por Facebook”, Beto lo tenía muy claro, tener su propia terapia ocupacional y poder sacar un recurso económico para soportar algo de sus gastos.

En este 2021, este emprendedor leonés continúa pintando gorras y playeras de una forma muy peculiar, ofreciendo productos 100 por ciento artesanales.

A tres años de crear su propia marca, el negocio marcha poco a poco, el estado que más consume este producto es Guanajuato y Nuevo León.

Paciencia

A Humberto, durante estos 12 años la vida le ha enseñado que debe ser paciente ante todo, pues como él mismo lo dice: “Aunque yo quiera las cosas no se van a dar”.

Después del accidente, Valdez llegó a pensar en el suicidio.

“En segundos cambió mi vida y no lo asimilas”, declaró.

Él sufre de dolor neuropático en un brazo e insomnio y no suele consumir medicamento, pues asegura que solo disminuirá el dolor y a la larga tanto compuesto químico ocasionará un daño mayor a su organismo.

Lee: Artistas de León demandan más claridad en sus derechos laborales

“Sepan que la vida no es fácil y nadie dijo que sería fácil”, actualmente recibe dos terapias al día, su esposa e hija se turnan para atenderlo.

Su mensaje es que a pesar de una situación adversa siempre se debe sobrellevar y salir adelante a como se pueda.

La persona que está de pie y tiene alguna enfermedad, no se desespere y luche hasta que Dios se lo permita. Si tienes alguna discapacidad y ya no se tiene alguna cura o remedio, igual luchar a como podamos, siempre luchar y ser pacientes. La paciencia es muy importante”, dijo el artista guanajuatense a El Sol de León.

Sus productos los vende a través de Facebook, con la ayuda de sus familiares y amigos que lo ayudan a promocionarse, recuerda, que al consumirle apoyas el comercio local y te llevas un producto pintado con el corazón y la buena intención de salir delante de Humberto Valdez Arredondo.