:)

Máquinas

Estos son los autos manejados por el Santo, conocido como el legendario Enmascarado de Plata

Los autos deportivos se convirtieron en una marca distintiva de las películas del luchador conocido como (el Santo) el Enmascarado de Plata

Published

on

Santo autos

El 5 de febrero de 1984 murió Rodolfo Guzmán Huerta, quien dio vida a El Santo, una leyenda del cine mexicano y una de las figuras más representativas de nuestra cultura, sin embargo, a 37 años su legado sigue vivo y en la memoria de sus seguidores están presentes los autos deportivos que manejó.

El 26 de julio de 1942 el originario de Tulancingo, Hidalgo, debutó en la Arena México como El Santo. Los años cincuenta marcarían un parteaguas en su vida por un lado, un ataque al corazón ocasionaría la muerte de doña Josefina Huerta, su madre y, por el otro, en 1951 el luchador empezó a perfilarse como icono de la cultura popular, gracias a las historietas de José G. Cruz.

El enmascarado de plata filmó 24 películas en las que alternó lo mismo con Blue Demon que con Gaspar Henaine “Capulina”; al tiempo que en los cuadriláteros ganó el nacional de peso medio al derrotar a Karloff Lagarde; el nacional de peso semicompleto ante El Espanto; el mundial de peso medio ante René Guajardo, y durante tres años fue campeón nacional de parejas junto al Rayo de Jalisco.

Lee: Las 10 películas emblemáticas de la Revolución Mexicana, a 110 años del movimiento

Después de conocer toda esta trayectoria nos dimos a la tarea de recapitular los autos clásicos que aparecieron en las películas de El Santo.

PORSCHE 356 SPEEDSTER

Este vehículo nació en 1954, cuando el importador estadounidense de Porsche convenció a los alemanes de que sería una buena idea fabricar un vehículo convertible y sencillo, que costara menos de 3 mil dólares. La carrocería era la misma que la de la versión coupé, pero el equipamiento era más limitado y el parabrisas estaba más inclinado. Equipaba un motor bóxer de cuatro cilindros que generaba 40 caballos de fuerza.

JAGUAR E-TYPE ROADSTER

El E-Type fue presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra en marzo de 1961 y no solo se robó el espectáculo, sino todas las portadas, incluso Enzo Ferrari reconoció haber visto el coche más hermoso hasta el momento. Era impulsado por un motor 3.8 litros de 265 hp, acoplado a una transmisión manual de 4 velocidades. La velocidad máxima que podía alcanzar era de 240 km/h y comprar este Jaguar costaba la mitad que sus competidores.

VW KARMANN GHIA

El modelo debutó en el Salón del Automóvil de Paris en 1953, y representó el primer intento formal de la compañía para adentrarse en el segmento de los automóviles deportivos. Volkswagen contrató al carrocero alemán Karmann para la producción de este vehículo. Karmann a su vez contrató a la firma italiana Ghia para encargarse del diseño. Si bien su potencia era limitada para ser un auto de corte deportivo, su estilo refinado y su precio razonable le redituaron muy buenas cifras de venta.

Seguir Leyendo
Publicidad