:)

Baja California

Limpiar el clóset es una labor de emprendimiento en Tijuana

Un total de 14 mujeres conforman una empresa de emprendimiento social, que les deja ingresos y ayudan a sus clientes a vestirse a bajo costo en Tijuana

Published

on

TIJUANA, Baja California. – Los vestidos, zapatos, bolsas y otros objetos personales arrumbados y en desuso, pero en buenas condiciones, se convirtieron en un negocio redituable para 14 mujeres, cuando decidieron sacarlos del closet y ponerlos a la venta. Dieron un paso hacia el emprendimiento.

En mayo del 2018, Lizette Pinedo, maestra en Alta Gerencia por el Cetys Universidad de Tijuana, decidió crear su propio negocio e invitar a 14 mujeres de Baja California a sacarle provecho a aquellas prendas y objetos que solo roban espacio en sus hogares, las sumó al emprendimiento.

Leer: Un tijuanense quiere hacer expediciones a Marte

Esa idea se materializó y adquirió el nombre de “Estrena mi clóset”, 15 meses después de su surgimiento, se ha consolidado como un espacio en la Tercera Etapa del Río Tijuana, a donde cada mes llega la oferta de ropa, calzado y accesorios a un precio no mayor a 200 pesos.

Es un negocio de emprendimiento social, es decir, las vendedoras se benefician con ventas mensuales que promedian los 6 mil pesos, y los clientes se visten y calzan a bajo precio.

“Empecé con este proyecto con una amiga porque íbamos a hacer limpia de clóset, yo soy de las que hace limpia cada temporada, a veces guardas tu ropa de invierno porque ya cambió la temporada, dije ‘hay que buscar cómo sacarlas de una forma práctica y así arrancamos’”, Lizette Pinedo, fundadora de “Estrena mí clóset”.

Quienes ofertan sus prendas en este bazar mensual pagan 600 pesos por el espacio de venta que se instala en horario de 10:00 de la mañana a 6:00 de la tarde.

Como colectivo de venta de ropa usada, “Estrena mi clóset” establece como políticas que cada artículo que se venda no puede costar más de 200 pesos, debe estar en buenas condiciones y las prendas de vestir limpias y planchadas.

El área de venta también incluye un espacio privado para que el cliente pueda probarse lo que desea comprar, explica quien también estudió Administración de Empresas.

En poco más de un año, más de 150 mujeres han participado en este bazar ofreciendo sus prendas que van desde sudaderas y vestidos hasta accesorios y zapatos.

Adiós al apego, bienvenido el emprendimiento

Lizette Pinedo explica que entre otros de los objetivos del bazar están el fomentar el uso de ropa usada, hacer limpieza de clóset y decirle adiós a todas esas cosas que suelen acumular sin provecho.

“Es una forma de dejar las cosas sin sentir esa codependencia a la ropa, a los zapatos, no los quieres soltar porque te lo ponías hace 10 años o 5 años, esa fue una de las intenciones y dejar de estar acumulando cosas en casa. Te sirve para eliminar apegos, cosas o recuerdos”, mencionó.

“A veces no es necesario gastar las grandes cantidades para usar un vestido diferente en cada ocasión, si así te lo demanda tu ocupación. O si tú vendes a bajo costo las cosas que tenías guardadas de años, tendrás cambios radicales y generarás ahorros”, reconoció.

Por Yolanda Morales