:)

Baja California

La ONU construirá una escuela para migrantes en Tijuana

José Carlos Yee, coordinador del Centro Scalabrini de Formación para Migrantes, dice que capacitarán a 50 migrantes provenientes de Centroamérica y Sudamérica

Published

on

TIJUANA, Baja California. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) construirá la primera escuela del Centro Scalabrini de Formación para Migrantes (CESFOM), la cual estará operando para el último trimestre del 2020. 

“Vamos a hacer el 22 de enero de 2019 la colocación de la primera piedra del Centro Scalabrini de Formación para Migrantes para operarlo el último trimestre de 2020”, informó José Carlos Yee, coordinador del Centro Scalabrini de Formación para Migrantes.

El proyecto es un “trabajo del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, quien nos va a apoyar en la construcción de la infraestructura y nosotros lo vamos a operar”, comenta el activista radicado en Tijuana.

Lee: Albergue en Tijuana da esperanza a musulmanes

La idea de construir la institución educativa es motivar a la comunidad migrante proveniente de Centroamérica, Sudamérica y otras entidades de la República y a los  tijuanense en la reinserción social y laboral, comenta.

En noviembre de 2018, llegaron más de 7 mil 417 hondureños, guatemaltecos, salvadoreños y ciudadanos de otros países de Sudamérica en una Caravana Migrante hasta Tijuana, según la Secretaría de Gobernación (Segob).

A marzo de 2019,  la red de albergues de la sociedad civil localizados en Tijuana se contabilizó un total de 509 personas centroamericanas alojadas, de las cuales 57.2 por ciento eran hombres adultos, 20.8 por ciento mujeres adultas y 22 por ciento menores, revela un estudio del Colegio de la Frontera Norte (Colef).

En Mexicali se registraron un total de 585 personas centroamericanas albergadas en organismos de la sociedad civil.

Paralelamente a la red de albergues se crearon centros de acopio, que tuvieron un papel estratégico en la concentración y distribución de los cientos de donaciones provenientes de ambos lados de la frontera, agrega la casa de estudios.

“La educación les permite encontrar nuevas metas, tenemos un piloto en la Casa del migrante desde mayo de 2018, nos tomó un año estar gestionando los planos, diseños, hay que hacer miles de cosas, va a estar en la Colonia Ruiz Cortínez de Tijuana”, comenta José Carlos Yee.

Se ofrecerán clases de computación, alfabetización, español e inglés, así como cursos de oficios, de acuerdo a la demanda del mercado laboral. 

Yee recalca que en este espacio no habrá pernocta ni entrega de alimentos, sino que únicamente se tratará de la impartición de clases, para que el sector migrante alcance sus metas.

Lee: Buscaban el “sueño americano” y hoy trabajan en México

La escuela del Centro Scalabrini de Formación para Migrantes tendrá tres pisos, dos talleres grandes, una área abierta para practicar actividades deportivas.

“Ahora estamos trabajando en el diagnóstico de mercado para ver exactamente en qué nos vamos a enfocar. Sin embargo, se va a dividir en dos áreas: educativa y formación de oficios y los migrantes también podrán terminar la primaria o la secundaria”.

Cada uno de los grupos de la escuela de migrantes tendrá cupo para 50 alumnos aproximadamente y los horarios serán por las tardes.

Por Yolanda Morales