:)

Baja California

La restricción en cruces fronterizos no reduce contagios de Covid-19: Smart Border Coalition

La organización indica que hasta hoy no existe un informe oficial que revele los impactos positivos de la medida aplicada desde hace cinco meses por las autoridades de Estados Unidos.

Published

on

Tijuana campaña contra Covid
Larga espera para cruzar la frontera en la garita internacional de Otay. Crédito: Omar Martínez /CUARTOSCURO

TIJUANA, Baja California. Las restricciones en el cruce fronterizo de Baja California y California no ha tenido efectos para evitar la propagación del Covid-19, afirmó Gustavo de la Fuente, director Ejecutivo de Smart Border Coalition.

El directivo del grupo, cuya misión es buscar soluciones para agilizar los cruces en garitas, dijo que no hay un informe oficial que revele los impactos positivos de la medida aplicada desde hace cinco meses por las autoridades de Estados Unidos.

“Hay que preguntar a las autoridades para que nos expliquen cuáles son los efectos de tener estas restricciones adicionales y si no es muy tarde ya para hacerlo”.

Lee: La pandemia de Covid-19 redujo a la mitad los cruces en las garitas de Tijuana

Las restricciones del cruce para personas con motivos no esenciales (turísticos y recreativos) se mantienen hasta el 21 de septiembre, incluso el gobierno estadounidense solicitó a sus ciudadanos no viajar a Tijuana.

“La mayor parte de la gente que no está cruzando de forma esencial, lo está haciendo el fin de semana”.

Para disminuir los riesgos de contagio de coronavirus, ambos países deberían diseñar una política de salud homologada, resaltó el director de Smart Border Coalition.  

“No puede uno pensar en una política de salud para un lado de la frontera y otro diferente del otro lado. Eso no funcionó, la infección se propagó de un lado a otro. Eso nos dice que no podemos medir o calificar lo que se está haciendo en salud si no tomamos en cuenta la mancha urbana”.

Aunado al problema de los tiempos de espera en la garita de Tijuana para cruzar a San Diego, se tiene en las filas peatonales un riesgo para la salud, ya que algunas personas no portan cubrboca y no guardan la sana distancia.  

“Se puede convertir en un foco de infección, que es justamente lo opuesto que quiere la aduana de Estados Unidos”, dijo Gustavo de la Fuente.

Lee: Empresarios de San Ysidro piden el regreso de los turistas tijuanenses para sobrevivir al Covid-19

Hay daño económico con esperas largas

Por otra parte, Roberto Rosas Jiménez, presidente de la Coparmex en Tijuana consideró que las horas altas de espera deja a los turistas una desagradable experiencia.

“Es necesario considerar que un fin de semana festivo esta zona tiene una derrama económica de cinco millones de dólares”.

El líder de la Coparmex hizo un llamado a las autoridades municipal y estatal a intervenir en la agilización de los cruces fronterizos, en un trabajo conjunto con el gobierno estadounidense, para que no se vea afectada la economía por las largas esperas peatonales o vehiculares que deben hacer los turistas que visitan Baja California.

“Es necesario la realización de un plan que involucre a ambas regiones y que además sea debidamente comunicado que se tomarán las medidas necesarias para poder movilizar y tener un poco más de tránsito”.

Crece tiempo en los cruces

Cuando un ciudadano viaja de México a Estados Unidos por la garita, las autoridades le cuestionan sobre los motivos que le obligan a viajar, mismos que deben ser esenciales (trabajo o salud), explicó el director Ejecutivo de Smart Border Coalition.

“Sobretodo para ciudadanos americanos que cruzan y que debido a las preguntas que les hacen y que contestan, digamos, de forma no muy clara, se les hacen revisiones secundarias”.

Lee: Estas son las personas que sí pueden cruzar la frontera con Estados Unidos

El tiempo de espera antes de las restricciones era de menos de un minuto en la garita de San Ysidro y Otay en Tijuana, ahora se ha triplicado el proceso de revisiones secundarias, para confirmar la necesidad del viaje.

“El problema y el costo que tenemos en una frontera como Tijuana y San Diego es que hay ciudadanos (americanos) de Tijuana y (Playas de) Rosarito que pagan un costo muy alto”. Hasta 12 horas para cruzar la frontera se registró el fin de semana del 21 al 23 de agosto.