:)

La Opinión

El Financiero (de Manuel Arroyo) le debe millones a los mexicanos

Pedro Aspe, ex secretario de Hacienda y Crédito Público, fue el encargado de reestructurar las deudas del periódico El Financiero en 2012

Published

on

Nancy Rodríguez
Luis Videgaray protegía a Manuel Arroyo, dueño de El Financiero.

El periódico El Financiero le debe a todos los mexicanos más de 2 mil millones de pesos. Préstamos que, ilegítimamente, le concedieron en el gobierno de Enrique Peña Nieto.

¿Por qué son ilegítimos los préstamos de la banca de desarrollo?

Por la sencilla razón que Manuel Arroyo Rodríguez, dueño de El Financiero, fue protegido en el sexenio peñista por Luis Videgaray Caso, ex secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y discípulo de Pedro Aspe, quien arregló la venta de dicho periódico meses antes de finalizar el sexenio de Felipe Calderón.

La empresa de Pedro Aspe fue la encargada de reestructurar la deuda del periódico El Financiero de la familia Cárdenas y de manera ilegal negocio que el gobierno de Felipe Calderón le perdonara los adeudos de impuestos que registraba el periódico desde varios años atrás.

Lee: El Financiero (de Manuel Arroyo) adeuda 2 mil 120 millones de pesos de su rescate realizado por Nacional Financiera

Por la condonación de impuestos al periódico El Financiero se le dio algo a cambio al gobierno de Felipe Calderón, quien de todos lados obtenía moches y porcentajes de las “tranzas” que autorizaba.

Ya “limpios y maquillados” los estados financieros de dicho periódico, se le paga a la Familia Cárdenas, entonces dueños del periódico, poco más de 80 millones de pesos.

Sale a la luz el ahora dueño desconocido Manuel Arroyo, quien se conoce fue promovido e impulsado por Ricardo Salinas Pliego, con quien se le veía desayunar y comer frecuentemente en el hotel Marriot de Polanco. 

Se conoce que Manuel Arroyo tiene nexos comerciales con el cabecilla de TV Azteca desde hace varios años.

Así, con movimientos financieros desaseados, ilegales e ilegítimos El Financiero navega a cuestas con tráfico de influencias y corrupción de funcionarios para favorecerlo.

Fue así que le entregaron una línea de crédito con Peña Nieto superior a los dos mil millones de pesos para su operación. Dinero que, a la fecha, le debe a todos los mexicanos, porque fueron otorgados por Nacional Financiera y Bancomext, organismos de la Banca de desarrollo del Estado mexicano.

Es exactamente, el mismo mecanismo corrupto con el que, la vieja clase política, se hacía de empresas públicas y privadas; es decir otorgando créditos para la adquisición de bienes y a la vez financiando su operación de manera ilegal.

El Financiero es otro claro ejemplo de corrupción y de tráfico de influencias en perjuicio del erario de todos los mexicanos.

Lee: El rescate de El Financiero de Manuel Arroyo le costó 100 millones de dólares a Nacional Financiera: AMLO

Estas “tranzas” representaron un “modus operandi” de los gobiernos desde Carlos Salinas de Gortari hasta Peña Nieto, para rescatar a los medios de comunicación tradicionales y continuar su servilismo al presidente en turno.

Es por ello, que la calidad del periodismo en nuestro país cayó de manera estrepitosa, hasta convertirse en medios serviles al amparo del poder.

El Financiero no es el único medio que ha recibido apoyos y es controlado por las élites políticas y económicas de antes, existen otros casos que saldrán próximamente a la luz.

Esta historia continuará…