:)

Política

César Duarte Jáquez es capturado en Florida

César Duarte Jáquez, ex gobernador de Chihuahua, será extraditado a México para que rinda cuentas por el desvío de recursos públicos

Published

on

César Duarte Jaquez es capturado en Florida
César Duarte fue expulsado del Partido Revolucionario Institucional en 2016. Foto: Nacho Ruíz/Cuartoscuro.

La Fiscalía General de la República (FGR) informó que detuvieron a César Duarte Jáquez, ex gobernador de Chihuahua, en Florida para que sea extraditado a México para rinda cuentas por el desvío de recursos y peculado en contra del erario público.

“Detienen en Miami, Florida, a César Duarte con fines de extradición”, dijo el organismo dirigido por Alejandro Gertz Manero.

“Nadie está por encima de la ley”, dijo Santiago Nieto Castillo, jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

El ex  fiscal especializado para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) felicitó al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard por el procedimiento de extradición en contra de César Duarte Jáquez.

Lee: Los fertilizantes son un mal negocio para Pemex

La detención se da justo en el día en el que el presidente Andrés Manuel López Obrador se encuentra en Washington, en una visita oficial con el mandatario estadounidense Donald Trump.

César Duarte es parte de esa misma camada de políticos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) vendidos por Enrique Peña Nieto como “la nueva generación del PRI”.

El gobierno de Chihuahua informó a finales de noviembre del año pasado que existían en proceso 19 órdenes de aprehensión locales y una federal contra el ex Gobernador César Duarte Jáquez, con fines de extradición.

Aunque hay sentencias condenatorias en contra de 11 personas por peculado agravado y otras 17 se mantienen en proceso penal, la cabeza de la red de corrupción seguía en Estados Unidos.

La primera solicitud de detención del ex Gobernador Duarte fue el 28 de marzo de 2017 y la ficha roja fue lanzada por la Policía Internacional (Interpol) el 31 de marzo de ese año. Pero el Presidente Andrés Manuel López Obrador comentó en una conferencia matutina que la petición de extradición no estuvo “bien fundamentada” durante la administración de su predecesor, Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con la investigación Justicia para Chihuahua, al ex mandatario se le acusa del desvío de mil 550 millones de pesos y se le han incautado 16 bienes inmuebles, entre ellos, 12 fincas rústicas y dos ranchos.

Y la orden de aprehensión federal fue solicitada por la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) por peculado electoral por 14 millones de pesos presuntamente a favor del Partido Revolucionario Institucional (PRI), institución que terminó su proceso de expulsión en junio.

En mayo de 2019, Javier Corral, Gobernador de Chihuahua, informó que inició, en coordinación con la federación, una nueva estrategia para llevar a cabo el cierre del proceso de extradición de su antecesor César Duarte, acusado de peculado.

Otro investigado

Jaime Ramón Herrera Corral, ex secretario de Hacienda de Chihuahua, creó cinco días antes de ser funcionario una empresa que después fue parte de la fusión de Banco Progreso, una entidad financiera donde invirtió más de 65 millones de pesos el ex mandatario chihuahuense César Duarte.

“El 4 de octubre de 2012 se constituyó la sociedad denominada: Multiopciones de Servicios Progreso de Delicias, una compañía donde la mitad de las acciones eran de Jaime Ramón Herrera Corral”, revela un documento del Registro Público de la Propiedad de Chihuahua.

El ex secretario de Hacienda, detenido y acusado de peculado y enriquecimiento ilícito, llegó como titular de la Secretaría de Hacienda el 9 de octubre de 2012 y para el 26 de ese mes y año pidió al registro público de la propiedad inscribir su compañía.

Uno de los objetivos de la firma era solicitar, obtener y otorgar préstamos y cualquier tipo de financiamiento con o sin garantía, así como emitir suscribir, endosar y aceptar toda clase de títulos de crédito, de acuerdo con el documento en poder de Cobertura 360.

 Multiopciones de Servicios Progreso de Delicias también tenía autorización para comprar, vender, arrendar, administrar, adquirir y disponer los derechos de propiedades, así como de bienes muebles a inmuebles.

Los dueños de la firma con sede en Delicias son Jaime Herrera Corral con 50 por ciento de las acciones y Rogelio Armando Bermudez Quiñones, con el resto de la participación accionaria y parte del directorio del Banco Progreso autorizado por la Comisión Bancaria y de Valores (CNBV) para operar bajo esa figura. El capital invertido para abrir la compañía fue de 50 mil pesos.

El 25 de marzo del año 2014, la CNBV autorizó la organización y la operación del Banco Progreso de Chihuahua, una institución bancaria creada a partir de la Unión de Crédito Progreso, de la sofipo Akala y de Única Casa de Cambio (es ahí donde entra como accionista  Multiopciones de Servicios Progreso de Delicias).

Banco Progreso de Chihuahua fue registrada el 1 de abril de 2014 ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), como marca, por José Antonio Navarro Sainz de Aja.

Lee: El testigo protegido Emilio Lozoya delatará los sobornos entregados por Odebrecht y otras empresas: AMLO

Multiopciones de Servicios Progreso de Delicias, empresa de Herrera Corral, es propietaria de la marca de la institución financiera que tenía permiso para ofrecer seguros, operaciones financieras y monetarias, así como negocios inmobiliarios.

“Vengo a presentar formal denuncia por peculado, ejercicio abusivo de funciones, enriquecimiento ilícito, uso indebido de atribuciones y facultades en perjuicio del patrimonio de Chihuahua cometidos por el (ex) gobernador César Horacio Duarte Jáquez, Jaime Ramón Herrera Corral, Carlos Gerardo Hermosillo Arteaga”, dice la querella interpuesta por el activista Jaime García Chávez.

García Chávez cuenta en la denuncia que César Horacio Duarte Jáquez y su esposa Bertha Olga Gómez Fong pagaron 65 millones de pesos para quedarse con el 15 por ciento de las acciones del Banco Progreso de Chihuahua.

Esa operación levantó sospechas de la existencia de enriquecimiento ilícito por parte del ex gobernador de Chihuahua, quien hace unos años vendía automóviles usados, fue dirigente estatal de la Confederación Nacional Campesina (CNC), diputado local dos años y diputado federal dos ocasiones. Con esa historial de vida le dio tiempo para amasar una fortuna.