:)

Guanajuato

Policías evitan extorsión en San Miguel de Allende

A Juana le hicieron creer que habían secuestrado a su hija, quien estaba en San Miguel de Allende

Published

on

policías frustran extorsión
Policías de SMA trabajaron para que Juana y maría pudieran reencontrarse. Crédito: Andrés Téllez Ramírez

SAN MIGUEL ALLENDE, Guanajuto. Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de San Miguel de Allende impidieron que una madre de familia fuera víctima de extorsión y la reencontraron con su hija, supuestamente secuestrada.

El sábado 27 de junio, a las 9:33 horas, el Centro de Atención a Llamadas de Emergencia 911, recibió un reporte que indicaba que la señora Juana “D” estaba en el Oxxo de la salida a Celaya, esquina con Paseo Real, quien intentó depositar dinero para responder a una llamada de extorsión; le dijeron que tenían secuestrada a su hija.

Lee: Policía de San Miguel grabará con dispositivos ‘body cam’ sus operativos de seguridad

Los elementos de la policía municipal, adscritos a la Secretaría de Seguridad Pública, llegaron al lugar. Juana les comentó que desde el viernes 26, a las 19:30 horas, recibió una llamada del número 415 196 9808. La persona al otro lado del teléfono se identificó como “Carlos” y exigió a Juana el depósito de medio millón de pesos porque supuestamente tenía secuestrada a su hija. En realidad se trataba de una extorsión.

La hija de Juana, María “D”, salió de su domicilio ubicado en una comunidad, y su mamá no tenía noticias de su paradero. Al recibir la llamada de extorsión, reunió 15 mil pesos e intentó depositarlos en la cuenta que le indicaron, sin embargo, cuando estaba con los elementos de la policía, recibió la llamada de su hija, desde su número telefónico.

Lee: Una app blinda a los sonorenses de los extorsionadores

La joven le dijo a su mamá que estaba en Comonfort, le proporcionó el domicilio y los elementos de policía de San Miguel de Allende coordinaron un operativo con sus homólogos del municipio vecino y pudieron traerla sana y salva hasta el encuentro con su familia, evitando la extorsión.