:)

Baja California

Madres latinas educan a sus hijos con la “escuela en casa”

Oyuki Aguilar, una joven madre de origen mexicano, decidido educar a sus hijos en una escuela en su casa, ubicada en Jamul, una pequeña población al este del condado de San Diego

Published

on

SAN DIEGO, California.- Oyuki Aguilar es una joven madre de origen mexicano y de 42 años, ha decidido educar a sus hijos en su propia casa o una escuela en su vivienda, ubicada en Jamul, una pequeña población al este del condado de San Diego, California, en los Estados Unidos.

Oyuki cuenta con una licenciatura en psicología clínica, que cursó en Cetys  Universidad en la ciudad de Tijuana, México; y tiene una certificación como guía Montessori por parte de la American Montessory Society de California y, además, cuenta con una especialidad en arte por parte de la Universidad Estatal de San Diego. 

Los hijos de Aguilar son Oyuki y Omar, de diez y ocho años respectivamente, a quienes decidió educar en su escuela en casa, porque no estaba conforme con los plan de estudios que recibían en Tijuana. Además, porque deseaba acceder a una educación binacional, con dominio de inglés y español al cien por ciento.

Actualmente los menores Oyuki y Omar han publicado un par de libros que su propia madre ha editado y, que, se pueden adquirir a través de la plataforma digital Amazon.

La historia de escuela en casa

Mucho se le ha cuestionado a Oyuki Aguilar el por qué decidió iniciar con el proyecto “Escuela en Casa”.

“La primer pregunta es ¿qué es Home School? Bueno ‘escuela en casa’ es educar a los niños académicamente en casa en lugar de mandarlos a la escuela”, explicó Aguilar.

En entrevista con Cobertura 360, la joven madre detalló que el estudiar en casa no tiene que ser precisamente en el hogar de los menores, sino también puede serlo en el de algún familiar, como tíos o abuelos. 

El sistema, explicó, es similar a cuando un alumno tiene problemas con alguna materia y los padres contratan a un instructor o a un maestro particular.

“Pero básicamente es que los niños están en casa o los muchachos se quedan en casa y ahí reciben todas las materias”, indicó Oyuki sobre este proyecto.

¿Qué beneficios tiene?

Oyuki comentó a este medio de comunicación que impartir Home School (escuela en casa) a sus hijos genera una cercanía especial con sus hijos. Explicó que con este programa la educación es más íntima y emocionante, lo que facilita que los niños aprendan más y de manera más rápida. 

“Nos podemos brincar a más temas y con más complejidad. Por ejemplo ahorita mis niños van en tercero y cuarto de primaria, pero ya saben mucho de la tabla periódica, ya saben reconocer el número atómico de cada elemento y saben de lo que estamos hablando, saben lo que es un protón, neutrón, electrón, saben todas las partes de los átomos”, detalló.

Estos avances educativos, consideró, son también porque los menores tienen menos motivos para distraerse de los que tendrían en un salón de clases en una escuela. 

“Fue porque tuvimos este espacio, este tiempo en el que no podían estar distraídos con otras cosas, como yo lo hacia en mi salón, me distraía en mi escuela con los moños de mis compañeras, con sus zapatos. En este caso no hay tanta distracción”, manifestó.

Oyuki añadió que otra característica del programa es la manera de aprender, que es más creativa y divertida. “Debido a que cambiamos tanto de ambiente, podemos hacer uso de manualidades. Nosotros hicimos un átomo, pero con limpia pipas y cuentitas. De esta manera tenemos la libertad de hacer más cosas creativas. Se hace mucho más divertido el aprendizaje y cuando el aprendizaje es divertido y hay motivación, los niños se graban la información para siempre”, señaló. 

¿Qué plan de estudios mantiene?

Aguilar dijo a Cobertura 360 que en el proyecto “Escuela en Casa” se imparten todas las materias de la escuela clásica, como son matemáticas, español, inglés, ciencias sociales y ciencias naturales, además de educación física.

“La manera en que imparto las clases, a mí lo que me funciona es trabajar con ellos durante la mañana, porque es cuando están más frescos, cuando tienen sus niveles de concentración al máximo”, detalló.

Con relación de los temas que mayor interés despiertan en sus hijos, manifestó que son en las materias de ciencias. “Porque es muy dinámica, les permite hacer muchas cosas fuera de lo ordinario, entonces cuando imparto la clase de ciencia trato de hacer experimentos, nos vamos a la cocina, nos vamos afuera”, indicó.

Estas actividades al aire libre, agregó, facilitan cualquier tipo de aprendizaje.

“Tienes la facilidad de salir de salir de ese espacio, romper la monotonía; nosotros nos vamos al patio a leer un libro, en vez de estar adentro sentados en un salón, mejor nos buscamos una sombra bajo un árbol y ahí nos ponemos a leer ciertas lecciones.

“Si tenemos que hablar por ejemplo de geología, si tenemos que hablar de las formas de la tierra, podemos hacer hoyos y ver la tierra, que la capa de arriba es un tipo de tierra que es materia orgánica que consiste de  hojas secas y luego vas escarbando y a medida que vas escarbando, viendo las diferentes capas de tierra.

“Entonces en vez de solo ver fotos en libros, los niños están tocando la tierra, están viendo cuando involucras tus sentidos, es una experiencia mucho más divertida, mucho más interactiva y eso hace que se te consolide el conocimiento y el aprendizaje”, declaró.

Oyuki Aguilar –acompañada de su esposo y padre de Oyuki y Omar– también incluyen viajes como parte de su programa académico. A través de la experiencia se han acercado en familia a la historia de la civilización universal conociendo museos, parques históricos, momentos fundamentales del desarrollo de la humanidad.

En el proyecto “Escuela en Casa” se combina la creatividad de los menores con la guía en este caso de los propios padres.

Por Yolanda Morales