:)

Negocios

Pagan mil pesos para usar la marca de los Algodoneros de Guasave

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador anunció en enero el regreso de los Algodoneros de Guasave, un equipo que lo invitó para lanzar la primera bola de la temporada de otoño

Published

on

El empresario sinaloense Alfredo Aramburo Najar pagó mil pesos para hacerse de todos los derechos de la marca de los Algodoneros de Guasave, un equipo de beisbol que desapareció en 2014 y que el presidente de la República cabildeó su regreso a las canchas.

“Alfredo Aramburo Najar deberá pagar a la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) por la transmisión de los derechos de los Algodoneros de Guasave objeto del presente contrato por la cantidad de mil pesos”, revela el contrato de cesión de derechos de marca suscrito en Hermosillo, Sonora, el 12 de julio de 2019.

El acuerdo firmado entre Omar Canizales Soto, representante legal de la Liga Mexicana del Pacífico, y el empresario Aramburo Najar reconocen que todos los impuestos que se causen, originen o impongan por el contrato deberán de ser pagados por las partes conforme a las leyes fiscales aplicables.

La Liga Mexicana del Pacífico le entregó los permisos para que se use la marca Algodoneros de Guasave para que regresen a jugar como lo hacían cuando gobernaba Sinaloa, Mario López Valdez (Malova), así como para la venta de souvenirs, según los documentos a los que tuvo acceso Cobertura 360.

Aramburo Najar, quien es contador público, podrá usar, disponer y explotar los derechos de la marca Algodoneros de Guasave a partir de la celebración del presente contrato sin limitación alguna y en la inteligencia en que surtirá plenos efectos en perjuicio de terceros hasta el momento de su inscripción ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

La Liga Mexicana del Pacífico entregará al empresario los título(s) y/o registros que amparen los derechos de Algodoneros de Guasave, en el entendido de que dichos documentos estarán a disposición de las partes y/o de las personas a quienes designen, agrega la documentación.

Lee: Hay fiesta cuando AMLO juega beisbol en Tranviarios

El 27 de enero de 2019, el fundador de Morena, Andrés Manuel López Obrador, visitó el estadio de beisbol Francisco Carranza Limón en Guasave, Sinaloa, para cumplir con su compromiso de regresar a los Algodoneros a que jueguen en la Liga Mexicana del Pacífico.

“De acuerdo a una consulta con el presidente de la Liga Mexicana del Pacífico, los dueños de los equipos aceptan que regresara a (Los Algodoneros de) Guasave y como se necesitaba otro equipo para que fuesen pares, que la propuesta era que entrara Sultanes de Monterrey a la Liga del Pacífico”, dijo el también ex jefe de la Ciudad de México.

Alfredo Harp Helú, empresario, filántropo y dueño de los Diablos Rojos del México, Javier Salinas Hernández, presidente de la Liga Mexicana de Beisbol, y Francisco González, dueño de los Sultanes y Milenio Diario, recibieron con beneplácito y apoyaron la propuesta de López Obrador.

La tarde de este viernes, el Presidente será el encargado e invitado de honor del primer juego de beisbol en el estadio de los Algodoneros de Guasave.

Lee: La serie de YouTube que mostrará la pasión de las beisbolistas sonorenses

“Vamos a estar el viernes en Villa Unión, y en la tarde-noche en Guasave, porque vamos a inaugurar ahí el inicio de temporada de la Liga del Pacífico y el estadio remodelado de Guasave”, dijo el político tabasqueño, quien es súper aficionado al beisbol.

Arámburo Nájar es de la gente nueva en el beisbol, ya que también es propietario de los Generales de Durango en la Liga Mexicana de Verano, así como es propietario de las empresa Operadora de Espectáculos Deportivos de Guasave.

A través de esa empresa se fomenta, organiza, capacita, dirige y difunde la práctica de deportes profesionales, también asesora, promueve, maneja y representa a deportistas profesionales y amateurs, así como equipos y clubes deportivos y compra y venta de productos alimenticios preparados, así como de bebidas alcohólicas, vinos y licores al copeo.

El empresario sinaloense también es dueño de Corporativo de Negocios Arafi, una empresa que se dedica a la compra de activos financieros, así como de la Inmobiliaria Aramburo Figueroa y Asociados.

“Ambas partes convienen en que la transmisión de los derechos de Algodoneros de Guasave deberá ser inscrito ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) dentro de los 90 (noventa) días siguientes contados a partir de la celebración del presente contrato”, agrega el contrato firmado.

Por Enrique Jiménez