:)

Sonora

Invierten 7 mil mdp en desarrollos verticales en Hermosillo

En los últimos cinco años, Hermosillo ha atraído una inversión cercana a los 7 mil millones de pesos por la construcción de 10 edificios

Published

on

Hermosillo, Sonora. Los desarrollos verticales son el futuro de Hermosillo, en los últimos cinco años este tipo de proyectos atrajeron una inversión aproximada de 7 mil millones de pesos, informó la Coordinación de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Ecología (CIDUE).

En Hermosillo, en los últimos cinco años, se han construido 10 edificios habitacionales, de negocios y mixtos, con una inversión total cercana a 7 mil millones de pesos, de acuerdo con la dependencia municipal. La atracción de capital se debe al incremento de los ingresos de los sonorenses y a la necesidad de concentrarse en la urbe, donde están los centros de trabajo.

Leer: Ford fabrica más de mil vehículos cada día en Hermosillo y va por más

Guadalupe Peñúñuri, directora del Instituto Municipal de Planeación Urbana y del Espacio Público (Implan), explicó que el sector privado, aprovechando la estabilidad económica de Hermosillo, decidió invertir en la construcción y el desarrollo inmobiliario vertical, haciendo de lado el crecimiento expansivo para apostarle a la centralización de la ciudad.

“Pareciera que Hermosillo está cambiando de la noche a la mañana, pero no hay que perder de vista que en el último estudio de ingreso per cápita, Sonora es el estado con mejor ingreso, por encima de Guadalajara y la Ciudad de México y a eso le apuestan los inversionistas, ellos tienen los estudios que demuestran que son rentables”

Guadalupe Peñúñuri , directora del IMplan

Añadió que el crecimiento urbano horizontal significaba menores costos para las constructoras y ciudadanos; sin embargo, esos inmuebles ahora están abandonados en las orillas de la urbe, por ello se debe aprender de los errores del pasado y observar que el futuro está en las construcciones verticales.

“De acuerdo con Sedesol, en los últimos 30 años, la población creció 2.41 veces, pero la superficie urbana lo hizo 5.27 veces. Sucedió porque era más barato y más fácil crecer de forma horizontal, en las orillas, pero ahora, las casas están abandonadas. Debemos adoptar este modelo y no cometer los mismos errores”.

GUADALUPE PEÑÚÑURI , DIRECTORA DEL IMPLAN

Edificios de uso mixto en Hermosillo

De acuerdo con el ingeniero urbanistas, Hugo Zaragoza, de la Universidad Autónoma Metropolitana, Hermosillo tiene la ventaja de contar con espacios para el desarrollo de negocios dentro de zonas semi habitacionales, al sumar los edificios de multinivel, dijo, se crean ‘subcentros urbanos’, en donde se conjuga el comercio, oficinas y entretenimiento.

Este tipo de interacción disminuye los desplazamientos porque se crean fuentes y espacios de trabajo, así como para la recreación, “la gente ya cuenta con lo que necesita cerca de donde vive”, reiteró.

Leer: La serie de YouTube que mostrará la pasión de las beisbolistas sonorenses

Tener en cuenta la adaptabilidad de los complejos es necesario para suponer que un edificio de departamentos u oficinas tendrá éxito, su ubicación y lo que aporta a la zona donde se ubica es importante, por lo que muchos le apuestan a la interacción comercial y no a la privatización de los espacios.

Se requiere infraestructura pública para detonar al sector

Por el momento, el desarrollo vertical está limitado al departamento residencial y locales comerciales, pero la tendencia apunta también hacia la vivienda social.

Para ello, el Ayuntamiento deberá mejorar su infraestructura pública: drenaje, electrificación y, principalmente, de agua potable, apuntó Uriel Neri Martínez, presidente de la Federación del Colegio de Arquitectos de Sonora.

“Imagina un edificio habitacional en donde vivan 70 familias, imagina la descarga de agua que habrá al sistema de drenajes, en una zona que no esté capacitada para ello, podría colapsar las tuberías”

Uriel Neri Martínez, presidente de la Federación Estatal del Colegio de Arquitectos.

Explicó que los proyectistas y diseñadores deben tomar en cuenta las temperaturas extremas de la ciudad, así como las características “especiales” de las tormentas, sobre todo, porque la mayoría de los constructores involucrados en estas obras no son de Sonora.

Recordó que en 1993, estos indicadores no se tomaron en cuenta en la construcción de la Torre de Hermosillo, a la que los arquitectos consideran como un “edificio enfermo”, ya que sin aire acondicionado activado, absorbe el calor en lugar de rechazarlo.

Resaltó que la entidad se encuentra apenas al cinco por ciento de su potencial y no será hasta dentro de unos 50 años, cuando el paisaje urbano se distinga diferente a como se encuentra hoy, incluido el desarrollo inmobiliario hacia arriba.

Por Elsa Leticia Romero