:)

Negocios

Bancos de China invierten 600 mdd en la Refinería de Dos Bocas

El embajador de China en México, Zhu Qingqiau dice que se buscarán seguir trabajando con México para que haya inversión en distintos sectores económicos

El embajador de China en México,  Zhu Qingqiau informó que bancos de su país destinarán 600 millones de dólares para la construcción de la refinería de Dos Bocas en Tabasco, una de las obras de mayor relevancia del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

“Bancos chinos participan en el financiamiento junto con otros bancos internacionales: Bank of China y el ICBC”, dijo el representante del gobierno, chino quien participó en el arranque del Día de China organizado por la Secretaría de Economía (SE).

El embajador China destacó la relación bilateral que existe con México y mencionó a la industria energética como uno de los sectores donde hay interé´s de inversión.

El embajador de México en China, José Luis Bernal dijo que los bancos asiáticos respaldan algunas operaciones en el país.

Lee: Darán menos dinero para refinería de Dos Bocas en 2020

Lee: Día y noche trabajan en la construcción de Dos Bocas: Nahle

“Son grandes bancos que tienen una buena reserva para apoyar la inversión, que están aquí para respaldar algunas operaciones de comercio y que son un complemento muy importante respecto a sus tasas de interés en el financiamiento de empresas mexicanas”, dijo el diplomático mexicano.

Con la Refinería Dos Bocas se busca que sean procesados unos 340 mil barriles por día de crudo pesado tipo Maya, con el fin de incrementar la producción de combustibles y aumentar la producción de destilados de alto valor para abastecer el mercado nacional.

En 40 años no se construyó una sola refinería en México, dijo presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

El mandatario afirmó que se va construir la refinería con la coordinación, administración y supervisión de Pemex y de la Secretaría de Energía (Sener).

“Esto nos va a ayudar a terminarla en tiempo y cumplir nuestra palabra. Es un desafío hacerla en tres años y que nos cueste mucho menos de lo que estiman las empresas”, agregó el ex jefe de la Ciudad de México.