:)

El Extranjero

Las armadoras pagarán 3 mil mdd de arancel por exportar vehículos a EU

Los fabricantes de automóviles pagarán casi 3 mil millones de dólares en aranceles tras el acuerdo del T-MEC

Published

on

Las armadoras con operaciones en México y Canadá pagarán más 3 mil millones de dólares en aranceles durante la próxima década por los vehículos y autopartes a Estados Unidos, según la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) de Estados Unidos.

La proyección es parte de una estimación de costos hecha por la agencia de arbitraje presupuestario, una entidad no partidista, ante la implementación de la ley sobre el nuevo pacto comercial entre Estados Unidos, México y Canadá (T-MEC), que será analizado por la Cámara de Representantes.

Se espera que el T-MEC, que reemplaza al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) de 26 años de edad, sea aprobado en la Cámara baja de Estados Unidos con un amplio apoyo de republicanos y demócratas.

Lee: T-MEC ofrece certidumbre y estabilidad a los inversionistas: CCE

Para que los autos estén libres de aranceles entre los tres países, el T-MEC impone un requisito de contenido regional de 75 por ciento, por encima del 62.5 por ciento del TLCAN. Además de nuevas órdenes para usar acero y aluminio de América del Norte.

La Oficina Presupuestaria del Congreso señaló que las armadoras estadounidenses producirán algunas autopartes, que ahora están exentas de aranceles, necesitarán importarlas y pagar las tarifas aduaneras previstas en el T-MEC.

Entre 40 por ciento y 45 por ciento del contenido de los vehículos debe provenir de zonas donde se paguen salarios de 16 dólares por hora, específicamente Estados Unidos y Canadá. Algunos vehículos producidos en México, principalmente con componentes de ese país y fuera de la región, podrían no calificar al acceso libre de aranceles de Estados Unidos.

La CBO dijo que su estimación supone que algunos vehículos y piezas no podrían optar al mercado libre de aranceles del TMEC.

“Debido a ese cambio en los criterios, la CBO proyecta que disminuirán las importaciones libres de impuestos de vehículos y autopartes a Estados Unidos desde los países socios del T-MEC”, según la agencia.

Si bien el organismo dijo que una parte de esos vehículos y piezas serían reemplazados por producción estadounidense, algunas importaciones de vehículos y autopartes que no cumplen con el T-MEC continuarían recibiendo un trato menos favorable.

El T-MEC también establece que para evitar aranceles de 70 por ciento del acero y aluminio necesarios para la producción de vehículos debe ser de Norteamérica.

Fabricantes y organizaciones de consumidores han advertido que las nuevas normas de origen encarecerán los vehículos para los usuarios norteamericanos.

Lee: Baja California será la entidad más beneficiada por el T-MEC

Hasta el momento, solo México ha ratificado el acuerdo comercial. Canadá ha indicado que hará lo propio tan pronto como Estados Unidos ratifique el acuerdo.

Los dos principales armadoras de Estados Unidos, General Motors (GM) y Ford han expresado su aprobación del T-MEC y han solicitado a los congresistas estadounidenses que ratifiquen lo antes posible el acuerdo.

“Vemos el acuerdo como vital para el éxito del sector del automóvil de Norteamérica y hemos apoyado desde hace tiempo los esfuerzos para modernizarlo de forma que fortalezca la industria y la posicione como un líder global”, afirmó GM en un comunicado la semana pasada.

Ford afirmó que el T-MEC permite que “el sector del automóvil de EU sea competitivo globalmente, fomenta el I+D en Estados Unidos en esta nueva era de movilidad y proporciona un marco para puestos de trabajo con buenos salarios en Estados Unidos”.