:)

El Extranjero

Alberto Fernández no quiere más deudas con el FMI

El presidente de Argentina dijo que desistirá de recibir unos 11 mil millones de dólares restantes de un crédito del FMI

Published

on

La soprano Elena Rivera cantará para prevenir las adicciones en Sonora

El presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, anunció este martes que desistirá de recibir unos 11 mil millones de dólares restantes de un crédito del Fondo Monetario Internacional (FMI) otorgado –que asciende a 56 mil 300 millones y que fue concedido en 2018– al gobierno saliente de Mauricio Macri y dijo que sólo quiere que le dejen pagar lo ya prestado.

“Yo lo que quiero es dejar de pedir y que me dejen pagar”, dijo Fernández quien asumirá el próximo 10 de diciembre. “Tengo un problemón ¿y voy a pedir 11 mil millones más?”, señaló a la Radio Con Vos.  

Fernández remarcó que la “primera regla” es “cumplir” con los compromisos, pero para ello llamó al FMI a debatir el tiempo que necesita Argentina para volver a poner en marcha su economía, en recesión desde hace más de año y medio, pero sin recibir más dinero.

Lee: México-Argentina, ¿el principio de un eje progresista en América Latina?

“Porque es querer calmar la borrachera mientras uno sigue tomando vino. Al día siguiente te levantas y lo que eran 45 mil se te convirtieron en 57 mil tienes un problema más grande. Yo no quiero agrandar más ese problema, quiero resolverlo con sensatez”, aseveró.

El pasado 19 de noviembre, Fernández mantuvo un diálogo telefónico con la nueva directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, a quien dijo que propondrá un acuerdo de pago de la deuda con el organismo, pero “sin más ajuste”.

En mayo de 2018, y tras una abrupta fuga de capitales, el Gobierno de Mauricio Macri firmó con el FMI un acuerdo de auxilio financiero a tres años por 56.300 millones de dólares, de los que el organismo ha desembolsado ya unos 44.000 millones, pero desde septiembre pasado los giros están suspendidos.

Cuestionado por si llegaran esos fondos, para qué se van a usar, Fernández contestó: “La pregunta que yo te hago es… ¿si ustedes tienen un problema porque estás muy endeudado, tu piensas que la solución es seguir endeudándote? No es la solución”.

Sobre si Argentina puede pedir al FMI que no envié los millones restantes, el mandatario electo dijo que sí.

Lee: Argentina impone un estricto control para comprar dólares

“Podemos, absolutamente podemos”, subrayó, para reiterar que no quiere firmar acuerdos que no va a cumplir, ya que a su juicio eso ya lo hizo su antecesor Macri.

Argentina acumula una deuda pública total de 314.315 millones de dólares.

El nuevo Gobierno peronista deberá estudiar cómo pagar ese el alto endeudamiento, al toparse con próximos vencimientos que se tornan difíciles de asumir.

No obstante, tras el triunfo de Fernández y su compañera para la vicepresidencia, la ex mandataria Cristina Fernández (2007-2015) en las primarias del pasado agosto –instancia electoral previa a las generales–, nuevas fuertes turbulencias financieras llevaron al Ejecutivo de Macri a anunciar un alargamiento de los plazos de vencimiento de los títulos de corto plazo y la intención de hacer lo mismo con los de mediano y largo plazo, lo que parte de la oposición considera en la práctica un cese de pagos.

El presidente electo recordó que la economía lleva dos años “paralizada, van 7 u 8 meses” consecutivos de caída de la industria y más de dos años de descenso en el consumo.

“Tenemos que volver a encender la economía. Tenemos que volver a fabricar, dar créditos no para (pagar) las Leliqs (Letras de Liquidez del Banco Central) sino para que se fabrique, dejar plata a los jubilados para que la usen en lo que necesitan (…) Tenemos que hacer estos cambios que es lo que va a hacer poner en movimiento la economía”, concluyó.

Las acciones de Argentina cerraron con importantes quebrantos el martes, al tiempo que los bonos recuperaron pérdidas iniciales por recomposiciones de carteras a la espera de indicios de la política económica que instrumentará el gobierno del peronista de Fernández.

“Es un momento para mantener cierta cautela. Es verdad que uno podría perderse algo de suba, si finalmente se da el escenario positivo, pero quizás para aquellos inversores que no entienden bien el escenario de riesgo al que se están exponiendo lo mejor sea esperar a que haya una tendencia más definida”, dijo Sabrina Corujo, analista de Portfolio Personal Inversiones.

Trends