:)

El Extranjero

El Vaticano usó limosnas para comprar lujosos inmuebles

Las investigaciones sobre las finanzas del Vaticano arrojaron que se utiliza dinero de limosnas destinadas para los pobres a la compra de lujosos inmuebles

Published

on

El escándalo en el Vaticano sobre el uso de limosnas para comprar lujosos inmuebles en Londres ya llegó hasta el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte.

“Teníamos la cuenta ‘Dinero para los pobres’ y otra “para el sustento de su ministerio pastoral”, con la que se hicieron las operaciones, reconoció un cardenal implicado.

La investigación arroja que se utilizaron más de 200 millones de euros para comprar inmuebles en Londres es solo la punta de una práctica que lleva años en la Santa Sede en donde se ha utilizado dinero destinado a los pobres para la compra de bienes en distintas partes del mundo.  

Tras una revisión hecha a las oficinas del Vaticano y la Autoridad Internacional Financiera (Aif), muestran cómo, durante años, Roma invirtió parte del dinero del llamado ‘Óbolo de San Pedro’ (las limosnas que llegan a la Curia para las obras de caridad del Papa), en otros negocios, como la compra de lujosos inmuebles.

Lee: El Vaticano está en quiebra

El cardenal Parolin admitió que se gastaron alrededor de 200 millones de dólares, en 2014, en una participación minoritaria para comprar un edificio en el distrito londinense de Chelsea, en donde se construyeron departamentos de lujo.

En 2018, Roma se adjudicó la propiedad del inmueble (algunas fuentes hablan de 600 millones de dólares), asumiendo parte de la deuda para refinanciar las obras.

Raffaele Mincione, secretario del cardenal Becciu, explicó cómo se usaba el dinero destinado para los pobres.

“En la Secretaría de Estado teníamos un fondo titulado ‘Dinero para los pobres’, y estaba destinado a los pobres”, adujo. Pero ha reconocido que en realidad había dos cuentas. Una, destinada a las obras de caridad del Papa, y la otra, “para el sustento de su ministerio pastoral”, sin una finalidad clara. O muy clara: la compra y gestión de inmuebles de lujo.

Lee: Hong Kong se desmorona por todos lados, entra en recesión económica

“En cualquier caso –agregó– las acusaciones contra mí son confusas, y las rechazo con firmeza y desprecio. Tengo la conciencia tranquila y sé que siempre he actuado en interés de la Santa Sede y nunca de la mía. Cualquiera que me conozca de cerca puede dar fe de ello”, aseguró Raffaele Mincione, quien ya fue cesado de sus funciones en el Vaticano.

Trends