:)

Negocios

Benito Juárez concentra 1 de cada 5 construcciones ilegales en CDMX

Un total de 49 inmuebles, de 249 listados por PAOT por rebasar el número de pisos permitidos, se localizan en la alcaldía Benito Juárez

Published

on

Pisos impecables de madera, plafones falsos que inyectan luz cálida, paredes blancas que se traslucen con el sol, ventanales de piso a techo que dejan ver el escaso tinte verde de la ciudad, balcones amplios, cortinas de poliéster, entradas corredizas a las recámaras, baños de granito con puertas de cristal, espejos de vidrio grueso: 92 metros cuadrados de un lujo completamente irregular en la alcaldía Benito Juárez, Ciudad de México.

El edificio de Mercaderes 68, en la colonia San José Insurgentes de Ciudad de México, se encuentra en la lista de 249 edificios que se construyeron de manera ilegal en CDMX durante la administración de Miguel Ángel Mancera, hoy senador de la República por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), según documentó la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT) de la Ciudad de México.

La razón es que se construyeron niveles de más a los permitidos en la zonificación y sin ningún documento legal que avalara los pisos excedentes.

Benito Juárez es la alcaldía con más casos de construcciones irregulares, al concentrar una quinta parte de los inmuebles listados por la PAOT. Y San José Insurgentes es una de las diez colonias en toda la ciudad con más edificios fuera de la norma, tal y como documentó Las Noticias.

Lee: Construyeron en CDMX 249 edificios ilegales durante gobierno de Mancera

El inmueble de Mercaderes 68 cuenta actualmente con seis niveles, 15 departamentos y un penthouse. Aunque la PAOT solicitó la custodia del folio real del inmueble —e incluso inició una acción pública en el Tribunal de Justicia Administrativa de CDMX— ya se han vendido 13 (incluyendo el penthouse). Esto, de acuerdo con información de la inmobiliaria Punto Medio. Los precios de los tres restantes oscilan entre 5 y 6 millones de pesos.

De acuerdo con la procuraduría ambiental, el edificio rebasó en dos niveles los permitidos y en 12, las viviendas autorizadas. Además no cumplió con el porcentaje mínimo de área libre.

La empresa registrada como propietaria del inmueble, de acuerdo con documentos en poder de este medio, es OCA30 S.A. de C.V. Su representante legal es Antonio Crosswell Estefan, ex director general de Médica Sur.

El ingeniero arquitecto Raúl Ávila Flores aparece como Director Responsable de Obra con número de registro DRO-1683. Su nombre figura en otros dos inmuebles del listado de la PAOT además de otro edificio irregular ubicado en la colonia Escandón por el que la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) lo sancionó con el retiro de su carnet en abril de 2016. La razón siempre es la misma: edificar más pisos de los permitidos.

La sanción no fue permanente ya que Ávila Flores sigue apareciendo como DRO en el sistema de Directores Responsables de Obra y Corresponsables que administra Seduvi, con un carnet que vence el 13 de diciembre de este año. Incluso también contaba con registro como Corresponsable de Diseño Urbano y Arquitectónico (CDUyA) con vigencia al 31 de enero de 2019.

Construcciones sin control

De acuerdo con la base de PAOT, los 249 edificios que se construyeron de forma irregular se distribuyen en 132 colonias de 14 alcaldías. Un total de 49 inmuebles se concentra en Benito Juárez.

Las obras se levantaron entre 2014 y 2018, cuando Miguel Ángel Mancera gobernaba la CDMX y el Partido Acción Nacional (PAN), la alcaldía. En ese periodo Benito Juárez tuvo dos jefes delegacionales del mismo grupo político: Jorge Romero Herrera (2012-2015) y Christian Damian Von Roehrich de la Isla (2015-2018).

Durante esos años las construcciones irregulares documentadas por la PAOT crecieron, como es el caso del desarrollo conocido como Mural Nápoles, que se levantó con tres pisos adicionales a lo permitido.

Con una vista privilegiada que da al Polyforum Cultural Siqueiros, y a tan solo unos pasos del World Trade Center, Grupo Bausau logró construir en 2015 un edificio con nueve niveles de altura y 20 departamentos con valor de entre 7 y 13 millones de pesos cada uno, a pesar de que las reglas de zonificación y el registro del tipo de inmueble solo permitían un desarrollo de seis niveles con no más de 17 viviendas.

Cuatro años después, el inmueble ubicado en la calle Filadelfia 20 está habitado, mantiene sus nueve niveles y la inmobiliaria aún vende tres departamentos, incluido el penthouse.

En el quinto piso un número de contacto gigante cuelga en el balcón a la espera de que alguien lo alquile, sin que importe que la PAOT haya solicitado la custodia del folio real del inmueble y haya iniciado una acción pública en el Tribunal de Justicia Administrativa de CDMX.