:)

Política

‘La Mañanera’ mueve a Sonora y paraliza los noticiarios

La Mañanera de AMLO en Sonora convocó a unos 150 medios de comunicación, todos buscaban colocar sus preguntas; el presidente prometió volver

Published

on

HERMOSILLO, Sonora. – Para muchos, la jornada laboral de este lunes empezó en las primeras horas de la madrugada. La llegada del presidente Andrés Manuel López Obrador a Hermosillo movilizó a militares, personal de logística, funcionarios y, sobre todo, decenas de periodistas, para participar en su conferencia ‘La Mañanera‘.

Los comunicadores fueron convocados a las 04:30 horas a las instalaciones del Centro de Control, Comando, Comunicación, Cómputo, Coordinación e Inteligencia (C5i) -incluso hubo quienes llegaron mucho antes para evitar contratiempos- y estar presentes en ‘La Mañanera’.

Los reporteros fueron trasladado por tres autobuses hacia la Base Aérea Militar número 18, donde se realizaría el acto presidencial.

Lee: “No habrá crimen uniformado” de policía: Alfonso Durazo

Más de 150 medios de comunicación de la entidad, otros estados y de otros países de habla hispana, se registraron con días de anticipación para obtener la posibilidad de lanzar una pregunta al mandatario tabasqueño.

Quienes no llegaron a las 05:00 horas, simplemente se quedaron fuera. La entrada con vehículo particular al recinto militar y carecer de la acreditación, impedía el ingreso al campo militar sonorense.

La espera para ingresar al hangar fue menos tediosa en la conversación entre colegas sobre las preguntas que planeaban hacer o sobre las expectativas de esta primera conferencia en Hermosillo. Pero, minutos antes de las 07:00 horas, cuando fue el momento de entrar y urgió la necesidad de correr para alcanzar el mejor lugar -la primera fila-, toda charla se extinguió y se convirtió en la hora del “juego de las sillas”. 

Andrés Manuel López Obrador ingresó acompañado de Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, Alfonso Durazo Montaño, secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes, Luis Cresencio Sandoval González, secretario de la Defensa Nacional, así como de la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano y de Célida López Cárdenas, presidenta municipal de Hermosillo.

Por escasos segundos, todo se llenó de flashes de cámara y celulares grabando los momentos de ‘La Mañanera’. Luego, todo quedó en silencio. El presidente dio inicio a la conferencia.

Los principales temas: Seguridad, precios de hidrocarburos y la conclusión de la Carretera Federal 15 -o la conocida Cuatro Carriles, uno de los tópicos más importantes que han estado sobre la mesa de la entidad durante los últimos meses.

Como informó Cobertura 360, el presidente de la República fue recibido con los brazos abiertos por parte de la gobernadora, quien destacó el trabajo realizado por la Guardia Nacional, el Ejército y la Marina.

Claudia Pavlovich Arellan, aseguró que el mayor reto de su gobierno es resolver los delitos de alto impacto, especialmente los homicidios dolosos registrados por la delincuencia organizada.

“Tenemos problemas en el delito de alto impacto derivado de la delincuencia organizada y por nuestra situación geográfica por la amplia franja fronteriza de Estados Unidos”, afirmó la ex senadora del PRI.

El presidente de la República afirmó que le da mucho gusto estar en Sonora, en este estado próspero y progresista de nuestro país. 

“El estado asiento y cuna de la revolución Mexicana, no solo por lo que hicieron los caudillos revolucionarios”, concluyó el fundador de Morena.

Lee: El reto es resolver los delitos de alto impacto en Sonora

En cuanto inició la conferencia, los noticieros locales frenaron su programación y dedicaron gran parte de sus horarios de transmisión al mensaje y respuestas del presidente. Las redacciones sonorenses se focalizaron en captar cada palabra emitida por los funcionarios.

Allí, López Obrador se puso a disposición de los periodistas para el escrutinio y crítica públicos, y decenas de manos se alzaron para lanzar las primeras interrogantes. 

Sentarse enfrente no es garantía de poder preguntar. Más bien, es cuestión de suerte: El presidente, señaló que sería equitativo entre los medios estatales y los nacionales, así que alternaría entre cada grupo. Al final sólo se permitieron cinco intervenciones de reporteros. Eso sí, en ‘La Mañanera’ predominaron las oportunidades para las mujeres; cuatro a uno.

Una compañera sonorense que suele acudir a las conferencias en Palacio Nacional incluso dijo -como hipótesis- que el presidente tiende a señalar a los reporteros que visten de colores claros o llamativos y que, lo mejor, es nunca vestir de negro.

Por la sección de reporteras estatales, López Obrador fue cuestionado sobre el discurso oficial del gobierno sonorense que tiende a minimizar la violencia que ocurre en el estado; sobre las sanciones a empresas o funcionarios por el atraso en la entrega de la obra de la Carretera Federal 15 y sobre la entrega de los recursos del Fondo Minero.

En cuanto a la fracción de las periodistas nacionales o, en este caso, también uno proveniente de Arizona, se le preguntó de igual forma sobre temas que tienen que ver con Sonora, como el avance de las mesas de negociación en torno al derrame de ácido sulfúrico cometido por Grupo México en el Río Sonora y sobre la reunión que sostendría más tarde con las familias afectadas por el incendio de la Guardería ABC; pero también sobre remesas, corrupción en los consulados americanos y entrega de licencias de conducir a mexicanos en Estados Unidos.

Finalmente, el mandatario indicó que debía irse para atender su compromiso con las familias ABC y dio por concluida la conferencia. Fueron muchos los medios que se quedaron con la “espina” de la pregunta guardada, que prepararon durante días y que no pudieron hacer. 

Las manos se quedaron alzadas y todavía -cuando López Obrador se disponía a bajar del estrado para abandonar el recinto- iniciaron los gritos y el tumulto para seguirlo y lograr la atención del presidente a una pregunta más.

Seguramente, muchos de los compañeros sonorenses se quedaron con la pregunta colocada en la punta del dedo -el que levantaron al aire durante largos minutos-, pues para muchos es difícil viajar a la capital del país para buscar la posibilidad de preguntarle al presidente, así que esta era la única oportunidad inmediata de preguntar por el tema pendiente o de interés para la población. 

El mandatario simplemente dijo que volvería después.

“Total, mañana nos vamos a volver a encontrar (en Palacio Nacional)”, y continuó, “yo voy a regresar, voy estar visitando Sonora, voy a estar en todas las regiones del estado, no es esta reunión y ya no me van a volver a ver ni el pelo; no, aquí voy a estar abonado aquí en Sonora”.

Por Astrid Arellano