:)

Seguridad

Videocámaras desarticulan robo de comercios en Sonora

El robo a comercios en Sonora se redujo 14 en el primer semestre del año, debido a las labores de videovigilancia implementadas en el estado

Published

on

El robo a comercios en Sonora bajó 13.95% en el primer semestre de 2019, gracias a que hay miles de cámaras instaladas en las esquinas de las principales avenidas de Hermosillo, Navojoa, San Luis Río Colorado, Cajeme y Agua Prieta.

“En Sonora tenemos ciudades fronterizas donde tiene el mismo efecto y sentido que en Baja California, pues hay metrópolis  donde han detenido la escalada de robos y hay ciudades donde se ha incrementado”, informó Jorge Cervantes Arenas, consejero de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio Servicios y Turismo (Concanaco).

Leer: El crimen se aleja del robo de ganado en Sonora

El exvicepresidente de la Zona Noreste de la Concanaco señaló que tecnología como el C5i que, es el centro de mando en Sonora, ha ayudado en la reducción de los robos a comercios y la violencia.

“El C2, C4, C5 son una herramienta para aplicarse en todos los estados y han funcionado siempre y cuando hay una coordinación institucional”, dice a Cobertura 360.

Leer: Empresarios de Sonora más optimistas sobre economía

Al primer semestre de 2019, se registraron más de 481 asaltos a comercios en todo Sonora, cuando el igual período de un año atrás fueron más de 559 reportes de robo, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Durante el primer semestre de 2017, se registraron más de 492 robos en los comercio de Sonora, y un año antes en en el mismo lapso se registraron más de  483 asaltos en los diferentes municipios, agrega el organismo dependiente del gobierno federal.

Hermosillo y Agua Prieta son los dos municipios donde el robo a negocio ha bajado y están en el color verde del Semáforo Delictivo.

“El robo a comercios y a casa habitación generalmente en un alto porcentaje se relaciona con el consumo de estupefacientes”, concluye Cervantes Arenas.

Por Enrique Jiménez