:)

Política

Resolución desmedida y arbitraria: Ricardo Monreal

El presidente López Obrador afirmó que no va a permitir el “sectarismo” en Morena por la resolución de quiénes van a presidir la mesa directiva del Senado.

Published

on

En medio de la disputa de los senadores de Morena por integrar la mesa directiva del Senado de la República, los senadores Ricardo Monreal y Martí Batres se volvieron a enfrentar por la elección de los integrantes de la mesa directiva del Senado.

Ricardo Monreal afirmó que la resolución de la comisión de honor y justicia es “desmedida y arbitraria”; mientras que Martí Batres Guadarrama reconoció la ausencia de fundamento estatutario y legal, por lo que descartó competir de nueva cuenta mientras estas condiciones prevalezcan.

Leer: Morena ordena reponer elección en el Senado

Monreal Ávila calificó como una estrategia política, pero jurídicamente endeble, la revocación de la elección en la que Mónica Fernández fue electa para dirigir la presidencia de la mesa directiva, por lo que calificó la resolución de desmedida y arbitraria.

En conferencia de prensa, Monreal Ávila lamentó que no se hayan escuchado sus argumentos ni se le haya dado derecho de audiencia, y aunque aseguró que no abonará a la división.

Monreal Ávila presentó una carta firmada por 44 senadores, quienes según él ratifican su apoyo a Mónica Fernández Balboa como aspirante a presidenta de la Mesa Directiva del Senado.

Triunfo moral: Martí Batres

Por su parte, el senador Martí Batres Guadarrama reconoció la ausencia de fundamento estatutario y legal en la convocatoria realizada, así como la intervención de otro grupo parlamentario en la elección interna de Morena.

Se trata, asentó, de “una gran victoria de los principios de legalidad y de participación democrática. Tiene sentido, porque nuestro movimiento nació luchando contra los fraudes electorales. Precisamente, acabamos plasmar en la Constitución el fraude electoral como delito grave”, expresó.

Para mí, enfatizó Martí Batres, constituye una victoria moral y el punto final de la batalla legal que he dado. “He ganado la batalla de opinión. He triunfado moralmente. Y demostrado que tengo la razón jurídica. 

Leer: Martí Batres impugna proceso interno de Morena

“Sin embargo, por la razón expuesta, no participaré en un nuevo proceso interno mientras no cambien las condiciones al interior del grupo parlamentario y porque mi batalla no es por un cargo como un fin en sí mismo”, acotó.

El legislador aseveró que tampoco convalidará las irregularidades señaladas por la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia. En todo caso, afirmó, el Coordinador del Grupo Parlamentario de Morena está obligado a cumplir esta resolución, que implica repetir el proceso interno.

Por Redacción