:)

El Extranjero

Guerra entre EU y China generó devaluación del peso

Published

on

La guerra de divisas entre los Estados Unidos y China genera incertidumbre financiera a nivel global, en México ya generó una devaluación de 3.7 por ciento en el peso mexicano, afirmaron académicos de la UNAM.

Los profesores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Alicia Girón y César Salazar, coincidieron que esta situación repercute en el precio de los principales activos internacionales (financieros y no financieros), como el oro y el petróleo.

Ambos universitarios del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM, resaltaron que, este episodio entre ambas naciones provocó ya una devaluación de 3.7 por ciento en el peso mexicano.

“Aunque hoy se recuperó un poco, tenemos un acumulado de depreciación, aspecto en el que los hogares mexicanos deben poner atención”.

Esta volatilidad económica podría perjudicar otros canales de nuestra economía, como la caída de los precios del petróleo, que necesariamente afectaría las finanzas públicas. “Si ya tenemos una actividad económica débil y un menor gasto público, este panorama podría exacerbar las tendencias negativas”.

Esta guerra de divisas o comercial podría impactar negativamente la economía estadounidense y mundial, y con ello habría una posible desaceleración internacional que afectaría negativamente la economía mexicana, reiteró.

Salazar expuso que “estos episodios de volatilidad financiera tienen consecuencias directas: por un lado la devaluación sobre precios y, por otro, la incertidumbre en torno a variables macroeconómicas que podrían generar un menor crecimiento económico, y con ello la posibilidad de que no lleguen los flujos prometidos para impulsar inversión, empleo y crecimiento económico”.

Lo preocupante de la economía mexicana es que teniendo un mercado interno débil, de continuar el incremento en esta volatilidad financiera que afecta a los mercados internacionales, podría darse un mayor proceso de desaceleración, por lo que no debe descartarse que un pequeño golpe de los mercados externos a la economía nacional le generaría mayor decrecimiento, incluso una recesión económica.

Por José Víctor Rodríguez