:)

Baja California

Tuberculosis, una amenaza para Baja California

Published

on

TIJUANA, Baja California. El estado ocupa el primer lugar a nivel nacional en incidencia de tuberculosis, con un registro de entre mil 800 y 2 mil nuevos casos anuales, de acuerdo a información de las autoridades de salud.

Luis Alberto García Sánchez, coordinador de micobacteriosis de Isesalud, detalló que el 60% de los pacientes en la entidad se encuentran en los municipios de Tijuana, Rosarito y Tecate.

“Estamos en una zona endémica, es decir todos estamos en riesgo de padecerla, es una enfermedad local (…) la población en riesgo son niños menores de 5 años, personas con VIH, pacientes drogadictos, diabéticos”.

Luis Alberto García, coordinador de microbacteriosis de Isesalud

Los habitantes que padecen alcoholismo, están en algún centro de readaptación social o los migrantes, también son población en riesgo, por las condiciones de vida.

Manifestó que la tuberculosis no es como un resfriado que se contagia a los tres días, sino que lleva un proceso de alrededor de seis meses, según el sistema inmunológico de la persona.

“Yo puedo estar en contacto con un paciente y no me pasa nada, pero si estoy en contacto estrecho más de seis horas diarias, podría ser que aumente el riesgo; en el tema de los migrantes es por la desnutrición, el hacinamiento que pudiera ponerlos en riesgo”, advirtió.

El diagnóstico

Con relación de los síntomas que presenta un paciente de tuberculosis, el especialista dijo que son tos con flema por más de dos semanas, pérdida de peso, fiebre y sudoraciones nocturnas.

Sn embargo, destacó que la enfermedad se cura con un tratamiento que es gratuito y que dura seis meses, tiempo en el cual se les da medicamento al paciente y se supervisa que lo consuma.

Uno de los problemas que enfrentan las personas con tuberculosis, señaló, es que sufren de discriminación por miedo al contagio y por ello muchas veces no declaran que la padecen.

“Por el miedo no declara que tiene la enfermedad, pero sí se debe de hacer para estudiar a las personas que estuvieron en contacto con él”, destacó.

Por Yolanda Morales