:)

Baja California

Tijuana tendrá tres garitas para 2022, proyecta la SCT

Published

on

TIJUANA, Baja California. Entre las obras prioritarias de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en la entidad está la Garita Otay II que, con una inversión de 750 millones de dólares, se prevé arranque operaciones para 2022.  

Jesús Felipe Verdugo López, director del Centro SCT en Baja California, explicó que como parte del catálogo de obras para 2020 avanzar en la Garita Otay II es una prioridad, se trata de un proyecto en etapa de liberación de derecho de vía.

El funcionario explicó que, con un esquema de concesión, la licitación estaría lista el próximo año y el cruce arrancaría operaciones en 2022. En primera instancia, la garita (que tendrá una inversión de 750 millones de dólares) será utilizada por los vehículos de carga, después de forma peatonal y finalmente puedan transitar vehículos ligeros.

La importancia de la obra radica en que más de 100 millones de personas cruzan anualmente por la garita de San Ysidro (también conocido como El Chaparral), mientras que son 46 millones de automóviles los que transitan, de acuerdo con Smart Border Coalition, organización dedicada al estudio de movilidad y cruces fronterizos entre ambas fronteras.

Los camiones de carga también representan un número importante de los cruces entre Tijuana y California: dos millones de unidades transitan la frontera para trasladar su producción que, en conjunto genera un valor en bienes superior a los 44 mil millones de dólares anuales.

Proyectos a la vista

Verdugo López detalló en una reunión con miembros de Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), que el presupuesto asignado para el presente año se dividió en tres partes: para carreteras federales, alimentadoras y conservación.

La SCT construye cuatro obras principales en el ámbito de carreteras federales, se trata del proyecto de Río Nuevo, con 125 millones de pesos de inversión y el Libramiento de Ensenada de 20.6 kilómetros, con un presupuesto de 157 millones de pesos, precisó.

Además de la Carretera Transpeninsular, con 7 kilómetros de longitud y una inversión de 98 millones de pesos y la carretera San Felipe-Laguna Chapala, donde se podrán en operación 140 kilómetros, con una inversión de 150 millones de pesos.

Para la parte de mantenimiento, este año invertirán 440 millones de pesos, cantidad 111% superior a lo destinado en 2018 y que se ha dirigido, principalmente, a la Carretera Transpeninsular.

“Era la carretera con mayor daño en la que estamos reparando 120 de los 170 kilómetros que estamos manejando a nivel estado, y el mantenimiento a toda la red que son alrededor de mil 873 kilómetros de mantenimiento rutinario”, comentó Verdugo López.

En tanto que, para la capital bajacaliforniana, se destinaron recursos para carreteras alimentadoras en el Vado Carranza, además de mejorar la superficie de rodamiento y realizar obras de limpieza.

En Playas de Rosarito, municipio con vocación turística en Baja California, se tiene contemplado trabajar en la carretera conectora entre Rosarito-Ensenada, de 23 kilómetros.

La obra tiene un presupuesto de tres mil millones de pesos, bajo un esquema de concesión con el Fondo Nacional de Infraestructura; ahora se encuentra en la etapa de liberación del derecho de vía.

De acuerdo a la CMIC, el 90 por ciento de las empresas locales participan en las obras de la SCT en Baja California.

El funcionario de la SCT añadió que solicitará a los diputados, la asignación de recursos para concluir varios proyectos de infraestructura, de acuerdo con la autorización que dé la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para el próximo 2020.

Por Corresponsalia en Tijuana